Cómo ser fotógrafo profesional


¿Qué-Necesito-para-Ser-Fotógrafo-Profesional?

20 Consejos para ser un fotógrafo profesional

Un fotógrafo profesional es una persona que ha conseguido convertir su pasión por la fotografía en una profesión. Hay mucha gente a la que le gusta hacer fotos, pero no todos se convierten en fotógrafos profesionales. 

Y es que convertirse en fotógrafo profesional no sólo requiere la capacidad de hacer buenas fotos, sino también la de enfrentarse a un mercado competitivo, planificar a largo plazo e invertir en la relación humana con el cliente.

Hacer una fotografía no consiste simplemente en capturar una imagen en una toma. Hacer una foto significa dejar que las imágenes hablen por sí mismas: deben transmitir un sentimiento. La misma sensación que tienes cuando haces la foto.

¿Cómo se llega a ser fotógrafo profesional? 

Convertirse en fotógrafo profesional autónomo requerirá entonces, a menos que quiera trabajar por cuenta ajena, habilidades empresariales, capacidad de gestión, perspicacia financiera, capacidad de organización y dirección y facilidad para relacionarse con los clientes.

Esta guía está pensada para darte una visión general del mundo de la fotografía. Dedícame unos minutos de tu tiempo y entenderás cómo convertir una pasión en una profesión.

1- Crea tu propia página o blog de fotografía para darte a conocer

En la actualidad no puedes dejar de tener una página web personal y si eres autónomo, con más razón debes tener tu propio escaparate para tu trabajo.

No tiene que ser necesariamente un sitio en el que vendas tus fotos, porque a menos que seas Oliviero Toscani es poco probable que puedas ganar dinero, pero basta con que tengas un portafolio de fotos de calidad.


Sí, es cierto, hemos leído historias sobre cómo ganar dinero con un blog de fotografía, pero tendrás que trabajar muy duro.

Vas a necesitar un blog o página web porque cuando te presentes a tu futuros clientes, lo más probable es que busquen tu nombre en la web para ver qué puedes hacer. Imagínate que no encuentren ni rastro de tu trabajo en la red.

Imagina que eres de Madrid y las personas de tu ciudad buscan un fotógrafo profesional, lo primero que harán es buscar en Google "fotógrafos en Madrid".  
Si te posicionas con tu web en Google con esas palabras calves puedes estar seguro que te llegaran muchísimas propuestas de trabajo.

Para que los clientes te encuentren, tienes que establecer un punto de referencia, ya sea un local en el centro de tu ciudad o un estudio fotográfico online. Se trata de una decisión que hay que planificar. 

Necesitarás el asesoramiento de un contable para abrir tu nueva empresa y elaborar un plan de negocio eficaz. Pero no dejes que eso te asuste, tener un escaparate offline u online es una estrategia ganadora para construir tu base de clientes.

2- Estudia e infórmate

 No existe un único camino para convertirse en fotógrafo profesional. De hecho, hay varias formas de profundizar en tu técnica fotográfica, aquí tienes algunas de ellas:

- Cursos de fotografía: en internet puedes encontrar algún curso de fotografía online. Se trata de una oportunidad importante para perfeccionar tu técnica, pero también para establecer contactos con futuros colegas. 

Te aconsejo que te inscribas en uno de estos cursos sólo si eres principiante o si tienes una especialización concreta.

- Curso universitario: si crees que tener un título universitario puede ayudarte a establecerte en el mercado, hay varios cursos ofrecidos por la Academia de Bellas Artes pero también por otras universidades estatales que son adecuados para ti.

- Autodidacta: Si prefieres estudiar manuales, leer libros sobre la profesión e informarte de forma independiente, nadie te lo impedirá. Observa el trabajo de otros fotógrafos profesionales e intenta aprender la técnica trabajando con ellos.

¿Qué se aprende en un curso básico de fotografía?

  • Los fundamentos de la técnica fotográfica. Aprenderás cómo funciona la cámara, conociendo las velocidades de obturación, las aperturas y las sensibilidades ISO.
  • Descubrirás los diferentes tipos de lentes. Aprenderás a ajustar la luz, la temperatura del color y el modo de enfoque.
  • Aprenderás las reglas de composición de una imagen y cómo aprovechar los diferentes encuadres.
  • Fundamentos de la postproducción. Aprenderás a utilizar programas informáticos de retoque gráfico. Los más comunes son Photoshop y Adobe Lightroom.

Necesidades-Básicas-de-un-Futuro-Fotógrafo-Profesional

3- Encuentra tu nicho de trabajo

Si quieres destacar como fotógrafo profesional déjame darte un consejo, tanto si eres fotógrafo de bodas como si eres fotoperiodista intenta mantenerte en ese nicho y no te desvíes hacia otros nichos. 

Los fotógrafos más importantes, si te fijas, los relacionas inmediatamente con su especialidad, desde la fotografía de calle hasta la de naturaleza. Encuentra el nicho que más te interesa y trata de convertirte en el mejor.

Sectores en los que te puedes especializar como fotógrafo profesional

 Al igual que en el periodismo, en la fotografía tienes la posibilidad de especializarte en un campo concreto. Si lo piensas, al final, la gente que hace un poco de todo lo hace de forma mediocre, mientras que la gente que puede concentrarse en una, dos o tres áreas puede dedicarles mucha más atención. Y es innegable que lo harán mejor. Las áreas en las que te puedes centrar en la fotografía son:

Fotografía urbana.

Cuentas a través de tus fotos la realidad de la calle, llena de luces, sucia, llena de gente. Es una verdad sobre lienzo, o mejor dicho, sobre papel fotográfico brillante.
Te recomiendo leer:

Retratos.

Una gran zona para practicar la iluminación y los ángulos. Cada rostro es único, bello y especial: ¿serás capaz de realzarlo adecuadamente?

Fotografía comercial.

Cada producto que se vende necesita una sesión fotográfica para resaltar sus cualidades, por lo que algunos fotógrafos se centran en estudiar y fotografiar los productos que se van a vender. Estas fotos suelen utilizarse para la publicidad.

Fotografía de paisajes.

Una fotografía tranquila y poética, hecha de silencio y concentración. Todo paisaje merece ser visto siempre.

Bodas.

La gente se casa todo el tiempo, y todo el mundo quiere un fotógrafo para su boda que no sólo pueda disparar, sino también dirigir de la mejor manera posible: ¿Estás preparado para ello? Hay que saber que casi todos los fotógrafos han fotografiado al menos una boda en su carrera; esto se debe a que convertirse en fotógrafo de bodas es bastante lucrativo, ya que suele oscilar entre los 400 euros y más. Si eres bueno en tu trabajo, algunos organizadores de bodas se pondrán en contacto contigo.

Otros eventos.

Conciertos, eventos deportivos, ferias, espectáculos, desfiles de moda... Siempre hay que crear buenos recuerdos en los eventos. Además, es una gran oportunidad para trabajar mientras te diviertes, ¿no?

Arquitectónico.

Algunos fotógrafos se centran en fotografiar edificios y monumentos, encontrando los ángulos más singulares y novedosos para dar una segunda oportunidad a obras centenarias. En mi opinión, esta es una de las áreas en las que hay que tener más sensibilidad para destacar entre la competencia.


4- Invierte dinero en un buen equipo fotográfico

Muchos te dirán que un buen fotógrafo puede trabajar incluso con cámaras de baja calidad y que puedes ahorrar dinero en esta inversión. Esto no es cierto. El equipo de un fotógrafo es crucial para el éxito en su profesión.

No se trata de gastar todos los ahorros en la última cámara, sino de invertir inicialmente en una o dos cámaras y algunos objetivos de calidad. Con el tiempo podrás actualizar tu equipo, pero será una inversión de la que no te arrepentirás. ¿Es más fácil ganar una carrera con un Ferrari o con una bicicleta?

5- Aprende a usar los programas de edición 

Invierte en un buen software de edición y aprende a utilizarlo. La postproducción es esencial para crear un producto final que satisfaga al cliente. 

Para ofrecer un servicio de alta calidad, primero tendrás que comprar un software, ya que el software gratuito no es adecuado para un fotógrafo profesional, y luego tendrás que estudiar y aprender las funciones del software además de las básicas.

Dos de los paquetes de software más populares son Lightroom y Photoshop de Adobe. Pero también esta Luminar que se ha hecho muy popular entre los colegas de esta profesión

¿Qué-debe-saber-un-fotógrafo?

6- Crea un buen portafolio

Para conseguir un cliente, hay que tener algo que mostrar: nadie paga por una caja cerrada. Así que si vas a ser fotógrafo, reúne tus fotografías en un portafolio y asegúrate de crear un portafolio que sea relevante para la solicitud de ese cliente. 

Si quieres ser un fotógrafo deportivo, no les importarán las magníficas fotos que hayas hecho del perro del vecino. 

7- Trata de estar siempre preparado y abierto a las propuestas de trabajo

Sobre todo al principio de tu carrera, aceptarás una gran variedad de encargos, desde un día como fotógrafo de eventos en un concierto hasta un álbum de paisajes para una revista. Prepárate. Esto significa que hay que ser flexible y organizarse para asumir diferentes trabajos. 

Entrena para utilizar tu equipo con facilidad, de modo que puedas demostrar su valía sobre el terreno. Un fotógrafo profesional conoce sus herramientas y es capaz de transmitir esta confianza a sus clientes. 

Por eso te recomiendo que hagas unas prácticas o te conviertas en asistente de un fotógrafo profesional, ya que es la única manera de familiarizarte con las herramientas del oficio.

8- Aprende a relacionarte con los clientes 

Si un cliente acude a ti como fotógrafo profesional es porque quiere un resultado final de calidad, pero para que esto ocurra tiene que haber una buena comunicación entre ambas partes. Establecer una relación de confianza con el cliente te llevará a la fidelidad y al boca a boca que te dará publicidad. Pase tiempo de calidad con el cliente, prepara el material necesario por adelantado y dale la oportunidad de expresar sus deseos.

9- Conoce el mercado

Si ya hay negocios en tu barrio que prestan un determinado servicio, pero aun así decides abrir uno tú mismo, para mantenerte abierto debes ser capaz de ofrecer al menos más que tus competidores. Esto significa, para los mismos servicios, "sólo" ser más educado con los clientes.

Del mismo modo, si tienes previsto trabajar con clientes particulares en lugar de con empresas, tendrás que configurar tus planes de forma completamente diferente, tanto en lo que respecta a los servicios como a los precios.

Si quieres convertirte en fotógrafo profesional y aún no te lo has planteado, no hay nada de malo en ello, pero es fundamental que cuando te decidas a empezar tu carrera estés preparado para ello.

10- Cobra siempre por tu trabajo 

Fijar el precio de tus productos requiere un análisis de mercado que te permita ofrecer una gama de precios que sea coherente con tus clientes, la demanda, sus productos, la oferta. No hay reglas que seguir, cada fotógrafo profesional decide sus propias prioridades y se establece en el mercado con un precio diferente. 

Sobre todo porque será más fácil convertirte en una figura conocida para otras personas. 

¿Cuánto puede ganar un fotógrafo profesional?

Esto nos lleva a una de las partes más interesantes: el aspecto económico. ¿Cuánto gana un fotógrafo?

Empecemos por ver los honorarios del fotógrafo freelance. También en este caso los precios varían en función del fotógrafo. Sin embargo, veamos los costes medios de los servicios más comunes:

  • Sesión de moda en un estudio o en un lugar: 200 euros por día. A esta cifra hay que añadir los costes de postproducción;
  • Servicio de fotografía de retrato: 200 euros por día. A esta cifra hay que añadir los costes de postproducción;
  • Reportaje para tiendas o empresas: 250 euros por día. A esta cifra hay que añadir los costes de postproducción;
  • Rodaje para aspirantes a modelos: 150 euros por día. A esta cifra hay que añadir los costes de postproducción;
  • Reportaje de eventos: 250 euros por día. A esta cifra hay que añadir los costes de postproducción;
  • Reportaje de boda: 1500 euros incluyendo la postproducción.

¿Cuánto gana un fotógrafo? Es imposible dar una respuesta definitiva. La primera razón es que no existe ninguna investigación estadística sobre el sector. La segunda es que los porcentajes de ingresos varían en función del tipo de fotógrafo profesional.

Un fotoperiodista de guerra tendrá sin duda un salario más alto que un fotógrafo de eventos privados. Basándonos en las declaraciones de algunos fotógrafos podemos decir que:

Un fotógrafo principiante gana unos 10000 euros al año.
Un fotógrafo profesional especializado en eventos como bodas gana unos 25000/30000 euros al año.
Un fotógrafo profesional en el ámbito de la moda y la publicidad puede ganar unos 50000 euros al año.

Los ingresos del fotógrafo también fluctúan en función del periodo. Un fotógrafo especializado en eventos ganará más durante la temporada de calor. No es casualidad que todo el mundo quiera casarse al sol.


11- Toma inspiración de otros fotógrafos

 Las fotos, incluso las más originales, siempre parten de una idea básica. Cualquier foto que tomes debe tener ciertas características para ser vendible. Antes de realizar cualquier trabajo, consulta las páginas web de agencias y fotógrafos para inspirarte. 

Para fotos deportivas recomiendo GettyImages, para viajes recomiendo SimePhoto, para fotos generales pero también de "moda" (sin pretensiones) Flickr, para fotos de moda de alto nivel compra una revista en el quiosco y para fotos de boda haz una búsqueda en Google buscando también lo que hacen en el extranjero (empieza buscando "fotógrafo de bodas París" y luego cambia el nombre de la ciudad poniendo las principales capitales del mundo).

Si realmente quieres convertirte en un fotógrafo profesional, tendrás que inspirarte en fotógrafos famosos del pasado y del presente. No tengas miedo de estudiarlos o intentar imitarlos, porque el objetivo no es triunfar, sino aprender todo lo que puedas de ellos y de las cosas que más te gustan.

Por ejemplo, Steve McCurry es un verdadero genio y personalmente me encantan todas las fotos que hace.

12- Prepárate para trabajar mucho, incluso sin un horario fijo

No es así para todo el mundo, pero en un año hay periodos en los que se hacen muchas fotos y periodos en los que se trabaja muy poco o nada.
Incluso durante un día típico de fotógrafo hay momentos en los que la calma es total y luego en poco tiempo tienes que dar el 200% de tu energía.

Por ejemplo con la fotografía de naturaleza, puedes estar en una cabaña durante 6 horas y finalmente conseguir una foto decente, o no conseguirla y volver a casa con las manos vacías.

No puedes esperar tener "horas" de trabajo. Puede que no trabajes durante todo un mes y luego, como le ocurre a muchos, durante 7 días, tengas que trabajar 16 horas al día en un evento y dormir sólo 4-5 horas por noche.
Mi consejo, sin embargo, es que intentes limitar ciertas exageraciones.

13- Para ser un buen fotógrafo profesional, debes tener creatividad, empatìa y sensibilidad

Hace falta corazón para hacer fotos, hace falta imaginación: el mundo está lleno de fotos de flores y cielos al atardecer, pero si quieres ser un verdadero fotógrafo tienes que tener ese algo extra, esa idea particular, fuera de los esquemas habituales. 

No te limitas a hacer una simple foto, sino que cuentas una historia, como un autor o un pastelero con su tarta; dejas que la imagen hable de las emociones de ese momento. Hay que ser capaz de ver la poesía que hay detrás de las escenas que a otros les parecen vacías y sin sentido.

Te recomiendo leer: 

14- Aprende a ser paciente

La historia de Alan McFadyen, el fotógrafo que tardó unos seis años y 720.000 intentos en crear la imagen que tenía en mente, ha sido noticia en todo el mundo. Quería captar el momento exacto en que un martín pescador está a punto de zambullirse, perfectamente reflejado en el agua. Y lo consiguió: un tiro increíble. 
No quiero decirte que tardarás años en conseguir todas las fotos, por supuesto, pero quiero que sepas que la fotografía es un trabajo de calma, de paciencia, de esperar el momento adecuado, las condiciones meteorológicas adecuadas, el tiempo perfecto. 

Para llegar a ser un fotógrafo profesional como Alan hay que prestar atención a todo, tener paciencia y confiar en tus capacidades. Sólo así conseguirás resultados realmente extraordinarios.


15- La determinación es tu mejor amiga 

Convertirse en un profesional, no sólo de la fotografía, significa tener que cumplir los encargos que aceptamos, independientemente de que todos sean de nuestro agrado. Como fotógrafo aficionado, puedes elegir qué, cuándo y cómo fotografiar: si aceptas un trabajo como profesional, tienes que completarlo.

A menudo se subestima este aspecto, porque la idea de transformar las propias pasiones en un trabajo que permita ganarse la vida es una de las mayores aspiraciones que se pueden tener, ¿o no? Sin embargo, la pasión y el trabajo son dos cosas diferentes: en mi blog hay consejos dirigidos tanto a principiantes que quieren aprender a hacer buenas fotos de familia o de vacaciones como a aficionados que quieren mejorar por pasión, y consejos más profundos para los que quieren ser profesionales. 

Todos estos caminos tienen el mismo objetivo, vivimos la fotografía de manera diferente, pero hacer de ella una profesión significa tomar un camino preciso.

16- Crea relaciones de colaboración 

Una vez que hayas decidido tu área de fotografía y hayas adquirido los conocimientos adecuados, lo que tienes que hacer para impulsar tu negocio de fotografía es establecer relaciones de colaboración con personas o empresas relacionadas con tu género fotográfico.

Esto te ayudará a crecer más rápido, sobre todo porque convertirse en una figura conocida será más fácil para otras personas.

¿Qué significa esto? Significa que tendrás que establecer contactos con personas interesadas en tu género, ir a hablar con ellas y ofrecerles servicios a cambio de una contrapartida, ya sea económica o publicitaria.

Esto te ayudará a crecer más rápido, sobre todo porque al convertirte en una figura conocida será más fácil que otras personas confíen en ti y te den trabajo.

Por ejemplo, puedes decidir colaborar con una tienda que vende vestidos de novia, ofrecerte a fotografiar sus productos y dejar una tarjeta de visita o un folleto con tu nombre para que sus clientas lo utilicen en su sesión de fotos de boda.

De este modo, habrás recibido una gran publicidad gratuita de la tienda, que ya tendrá clientes habituales que se fiarán de tu palabra.
Si consigues crear relaciones sanas, bonitas y de confianza, conseguirás mucho en poco tiempo.

17- Planifica cada movimiento

 De hecho, debería ser lo primero que hagas, porque los fotógrafos profesionales no se convierten en profesionales de la noche a la mañana, sino que es un camino que lleva tiempo y pasos concretos.

Ante todo, necesitas mucha paciencia, pero sobre todo debes ser constante en la consecución de tus objetivos. El camino para convertirse en fotógrafo no es fácil y está lleno de sorpresas y dificultades.

La planificación puede ayudar en cierto modo, a mantenerte en el camino.
Una vez que sepas a qué tipo de fotografía te quieres dedicar, y te hayas especializado a través de cursos de formación y demás, lo que te recomiendo es que elabores un plan.

Esto incluirá el sector en el que quieres insertarte y las empresas con las que debes contactar para empezar a trabajar en tu campo preferido. 

También será bueno indicar algunos objetivos específicos a alcanzar a corto y largo plazo para entender tu progreso.

La planificación será una especie de mapa que deberás seguir para alcanzar tu sueño y cada objetivo alcanzado será un paso en el camino. Esto tendrá un impacto psicológico en ti y será importante en momentos de dificultad para ayudarte a perseverar y continuar.

Lo que te aconsejo es que, si ya tienes un trabajo pero piensas dejarlo, planifiques antes de dar el paso. Al hacerlo, ya estarás sentando las bases de tu camino, y una vez que dejes el trabajo con el que no estás contento, estarás listo para sumergirte en tu nueva actividad como fotógrafo.

El error que comete mucha gente, y que luego abandona a la primera dificultad, es precisamente el de no planificar. Estas personas se encuentran en un atolladero, sin saber dónde ir o qué hacer si su plan no funciona. No cometas este error y empieza a actuar como un profesional ahora.


18- ¿Cuánto hay que invertir para convertirse en fotógrafo profesional?

Los principales costes de convertirse en fotógrafo profesional serán la compra de equipos de trabajo (accesorios, cámaras, objetivos, sistemas de iluminación y sets fotográficos, incluidos los portátiles para eventos, etc.) 
Por otro lado, tendremos la compra de hardware y software para la gestión y edición de fotografías, así como para la impresión o creación de objetos personalizados, formación profesional continua y cursos de actualización campañas de promoción, inauguración y comunicación. 

Otros de los coste será, el posible acondicionamiento de los locales para el estudio fotográfico, contratar empleados y asistentes (incluidos los aprendices), si es necesario.

Para convertirse en fotógrafo profesional y trabajar de forma independiente desde casa, probablemente necesitarás un presupuesto de inversión inicial de entre 10.000 y 15.000 euros.

Para abrir un verdadero estudio de fotografía profesional necesitarás una inversión mayor, de unos 40.000 euros como mínimo, aunque empieces el negocio con poco dinero.

Una vez que hayas creado tu de negocio y hayas puesto en marcha tu empresa, toma entre seis meses y un año para determinar si tu negocio genera o no ingresos regulares. 

Compara constantemente lo que realmente gastas y ganas con lo que has puesto en el caso de negocio. Actualízalo si es necesario (tanto en lo positivo como en lo negativo), pero sobre todo sé crítico contigo mismo: si después de este periodo de tiempo no puedes cubrir al menos tus gastos básicos, probablemente tendrás que revisar tus ambiciones y tu profesión. Puede que incluso decidas abandonarlo.

Uno de los mayores retos a los que se enfrentan los fotógrafos profesionales es la inestabilidad de su salario, es decir, el dinero que entra en sus bolsillos. A no ser que consigas un contrato con algún tipo de empresa a largo plazo (lo cual, déjame decirte, es imposible hoy en día), es crucial para un fotógrafo poder encontrar un flujo de clientes lo más continuo posible.

19- Afiliación a clubes de fotografía profesional

Como fotógrafo profesional, tienes derecho a ciertas prestaciones, siempre que sepas dónde solicitarlas. Una de las primeras suscripciones que deberías hacer es a los Servicios Profesionales de Canon (CPS para los que tienen cámaras Canon) o a los Servicios Profesionales de Nikon (NPS, para los que tienen cámaras Nikon). 

Hay suscripciones gratuitas y de pago que te dan acceso a servicios específicos para profesionales, como la posibilidad de asistir a seminarios dedicados, envíos rápidos para reparaciones, reparaciones rápidas, préstamos de equipos y asistencia in situ. 

Para disfrutar de todas las ventajas de los programas de servicios profesionales, obviamente tendrás que demostrar que eres un profesional a tiempo completo o que posees un determinado equipo profesional.

Por supuesto, existen muchas otras asociaciones de fotografía que operan a nivel local, nacional o se dedican a un sector concreto. Sin olvidar las asociaciones internacionales, por supuesto. Investiga en tu zona y, si es posible, únete a las asociaciones que operan en ella.

20- El secreto para tener éxito

Después de leer los puntos anteriores, estás preparado para convertirte en fotógrafo profesional, o al menos tienes una idea aproximada de cómo empezar. Es importante tener una estrategia a seguir para obtener resultados, sin embargo el verdadero secreto para convertirse en un fotógrafo profesional es alimentar tu creatividad. 

Si quieres ser un fotógrafo profesional significa que tienes una gran pasión que te impulsa por este camino, aliméntala incluso después de haber abierto este negocio, porque la verdadera razón por la que los clientes te querrán y contactarán contigo es tu rasgo único y personal.

Conclusión

La profesión de fotógrafo, como muchas otras, no está exenta de riesgos y peligros. Por eso, saber cómo comportarse y seguir unos pasos precisos puede marcar la diferencia entre un fotógrafo que llegará a ser bueno y apreciado en su campo, y otro que no encontrará el éxito que desea.

La guía que te he propuesto hoy pretende ser un estímulo para ti. Los temas tratados son sólo el principio de tu camino profesional, y te recomiendo encarecidamente que los abordes todos y los profundices individualmente si quieres conseguir resultados en poco tiempo.

Ahora sólo tienes que remangarte la camisa y empezar esta nueva aventura, ¡suerte!

No hay comentarios

Publicar un comentario

Los datos de tus comentarios están seguros
Responsable: Dania Beatriz Fotografías
Finalidad: Moderar comentarios
Legitimación: Das tu consentimiento
Destinatario: Plataforma de blogger.
Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos.