Consejos imprescindibles para fotografiar la vida cotidiana


consejos-imprescindibles-fotografiar-la-cotidianidad

Aprende a fotografiar la vida cotidiana 

Desde siempre he tenido una atracción especial por las fotografías tomadas en situaciones cotidianas, momentos del día a día que algunos podrían tildar de "aburridos". Sin ver realmente toda la riqueza creativa que encierran. 

Documentar nuestra vida a través de la fotografía, es una actividad que realizamos cotidianamente. Acumulamos millones de fotos, las archivamos, las catalogamos, pero no siempre nos paramos a pensar en los detalles, poniendo particular atención en la calidad de la imagen como lo haría un fotógrafo más experto.   

No importa el instrumento que utilicemos para esto, incluso con un smartphone podemos transformar cada momento en un evento significativo y memorable. 


Antes de continuar, si está es la primera vez que visitas mi blog, me encantaría que hicieras una pequeña pausa en tu lectura, para invitarte a que te suscribas a mi news letter es gratuito y  recibirás como regalo 2 guías sumamente importantes. La guía básica de fotografía para principiantes y La guía imprescindible para comprar tu próxima cámara de fotos. Además te enteraras de todas la novedades del blog y de los nuevos recursos que iré publicando para ayudarte a mejorar tus fotografías. 
Ahora si continuamos ...

Uso el término "aburrido" porque se trata de la palabra específica que es usada como excusa cuando la gente tiene dificultad para realizar una buena fotografía. Algunos se justifican con frases como: "quisiera vivir en alguna otra parte, en un sitio más interesante y bonito para realizar fotos estupendas", o "no puedo realizar fotografías atractivas en el lugar donde vivo, es demasiado aburrido"... Por supuesto que estás son solo excusas.


fotografiando-lo-cotidiano
                                                                     Ostuni, Italy foto de Bogdan Dada 

Lo que algunas personas no entienden es, que eso que puede parecer aburrido y rutinario ante sus ojos, podría resultar fascinante para otros. Subvalorar el lugar donde vives, no arriesgarte, o realizar algún esfuerzo por salir a tomar fotos, es un completo error, es rendirse antes de tomar acción. 

Cuando alguien usa el adjetivo "aburrido" pienso que se refiere a "algo tranquilo, poco atractivo", estas no son razones suficientes para no tomar la cámara y empezar a realizar fotos. Para ser honesta estas situaciones a mi sí que me parecen interesantes. 

Usa la cotidianidad a tu favor, y encuentra la manera de hacerla interesante, fotogénica e intrigante. Ten presente que a veces las situaciones que parecen menos fascinantes, en realidad son esas que más llaman la atención.


fotografiando-la-vida-cotidiana-dania-beatriz-jimenez
                                            Fotografía de mi peque mientras sacaba punta a un lápiz de color  

En este post te enseñaré algunos trucos para realizar fotografías atractivas en lugares y situaciones supuestamente "aburridas" y espero que después de leer este artículo olvides por completo esa palabra cuando te refieras a la fotografía.


Otros temas interesantes


Lleva tu cámara a todas partes 

Muchas personas tienen las malas costumbres de llevar su cámara, solo a lugares específicos y programados con anterioridad. Tal vez si vas a realizar una foto de una bonita puesta de sol o cuando vas de viaje. Esto no está mal, pero casi siempre en situaciones como estas ya tienes en mente la foto que quieres realizar.

Pero nuestro objetivo ahora es capturar la cotidianidad, sin haber programado nada. Mientras pienses que un lugar o situación en la que te encuentres es aburrida, más te tienes que plantear el hecho de cargar siempre con tu cámara. Encuentra el modo para tomar fotos a cualquier costo y en cualquier ambiente.


fotografiando-la-cotidianidad
                                                          Fotografía dentro de un taxi en la Habana

Trata de tomar fotos cautivadoras, durante tu rutina diaria. Fotografía tu vecindario, podrías hacer fotos cuando estás en una gasolinera mientras espera a que llenen tu tanque, dentro de un taxi, en una pizzería, en un supermercado, en un parqueo... en fin hay miles de situaciones para plasmar en una imagen.

Para mi esta es la mejor manera de retratar la cotidianidad y realizar fotos divertidas. Es la forma que tengo de ver mi día a día desde un punto de vista interesante. 

Recuerda, si posees una cámara demasiado grande y te da pereza llevarla siempre contigo, tienes una alternativa, y es la de usar tu smartphone, este poderoso aparato que llevas siempre en tu bolsillo o cartera. Las cámaras de los celulares más modernos, son bastante buenas y han evolucionado con el paso del tiempo. 

Tal vez aun no están al nivel de una reflex , una mirrorless o una compacta avanzada, pero igual puedes hacer óptimas fotografías. 

Al usar un teléfono puedes entrenar tu ojo fotográfico, en cada situación en la que te encuentres, sobre todo cuando no tienes a mano tu cámara principal.

Otra alternativa podría ser la compra de un objetivo de focal fija, de esta manera disminuyes el peso de la cámara. También está la posibilidad de comprar una cámara mirrorless o una compacta avanzada. 

Encuentra la belleza en la situaciones cotidianas 

Este es el punto más importante. Ve más allá del concepto de "belleza". Captura algo que sea realmente interesante para ti, aunque la mayoría de las personas podrían escoger no colgar una foto como esa en sus paredes o redes sociales. No te asustes si el resto de las personas no aprecian eso que ven tus ojos. 


fotografiando-la-cotidianidad-dania-beartriz-jimenez
                                           Foto de los pies arrugados de mi peque por  causa del agua 

A veces esto es una buena señal. Lo único que cuenta es que lo que has fotografiado es interesante para ti. Concéntrate en los detalles y usa los elementos cotidianos para realizar fotos únicas. No hay necesidad que en tus fotos este una montaña súper bonita, un río o un lindo atardecer.

El ladrillo en un muro en ruinas, una señal de calle, un simple edificio en un barrio  popular, pueden ser bellos si lo fotografías en el modo adecuado. Lo mismo vale para las personas con las que te cruzas a diario o con las que convives. Por ejemplo la hora de la cena, o el momento del baño.  

Ponte el reto de capturar imágenes escondidas, con esto me refiero a fotografiar situaciones que no son muy evidentes a simple vista, pero que resultan interesantes si se observan con atención. Imàgenes que te obligan a pensar y que serán siempre más estimulantes con el paso del tiempo. Se trata de ese tipo de fotografía que tienen un poder único, si son realizadas en el modo correcto y en el momento adecuado. 


fotografiando-la-cotidianidad-dania-beatriz-fotografias
                                         Foto del Gimnasio, donde voy cada mañana a practicar Spinning

                                                        mi baño después de haber tomado una ducha 

Cuenta una historia 

Imagina que tienes un espectador que no sabe nada de ti y de dónde vives. Por ejemplo vives en un barrio tranquilo en la periferia donde todas las casas parecen iguales, o tal vez vives en el medio del campo, tus fotografías tendrán que contar al resto del mundo, como es vivir en un lugar así. Imagina que estás hablando a tu espectador a través de tus imágenes. 

Usa la fotografía para narrar las historias que te rodean independientemente del hecho que sean grandes o pequeñas. 

Experimenta 

Es cierto que aprender fotografía de esta manera puede ser un proceso complicado y seguramente, te sucederá que realizarás fotos no muy buenas durante la fase de aprendizaje. Habrán momentos difíciles en los cuales trataras de distinguir qué cosa es bueno y pedir sugerencias a otros podría confundirte aun más. No se tu, pero para mí esta es la parte del proceso más divertida. 

Encuentra uno o varios amigos o mejor aún algunos colega que se dedique a la fotografía y que confías en esas personas y muéstrales las imágenes que has realizado, de modo tal que vean tu trabajo y su desarrollo, sus sugerencias serian sumamente importantes durante tu periodo de aprendizaje te ayudarán a crecer, lo importante del proceso es el propio tiempo para llegar a la meta trazada  al mismo tiempo comprender eso que estás realizando. 


¿Por qué fotografiar la vida diaria ? 

Es cierto que quien se divierte capturando el momento decisivo; una sonrisa o una mirada que nacen de forma espontánea. El resultado podrían ser imágenes hermosas, que no tienen nada que envidiar a las fotos tomadas por un profesional. 

La  característica principal que convierte las fotografías tomadas por principiantes, en imágenes fascinantes es la libertad de acción. Mientras que un fotógrafo profesional está vinculado a un tema específico, respondiendo a los encargos implantados por sus clientes (algo que en teoría podría ser una ventaja, porque tienes claro el tema que debes desarrollar), el fotógrafo principiante puede tomarse la libertad de capturar todo aquello que para él podría ser una fuente de inspiración, basándose solamente en las propias emociones. 

Otro elemento significativo es la diversión de tomar imágenes en contextos de vida que resultan familiares; inmortalizar la sonrisa de tu hijo (a) mientras corre en el jardín de la casa persiguiendo una pelota o a su mascota, la mirada cansada del abuelo sentado en un sillón, el momento de soplar las velas en la torta del cumpleaños.

Cada instante de tu vida puede convertirse en una ocasión única para ser fotografiada. Las escena de la vida cotidiana de las cuales estamos acostumbradas (o), si las observamos con nuevos ojos, pueden transformarse en realidades que toman formas a través de las fotos. Pero hay que precisar algo importante, no podemos confundir la espontaneidad con la improvisación.


una escena cotidiana 

¿Estamos realmente preparados para fotografiar las vida cotidiana?

Cada uno de nosotros usamos nuestras propias capacidades creativas para observar la realidad que nos circunda, por esto es genial poder revivir sensaciones a través de la lectura e interpretación dada por una captura natural de la vida de todos los días. 

Por mucho que nuestra existencia pueda parecer monótona, tenemos muchas historias por contar y las fotografía es uno de los medios más potentes para expresar los detalles y las complejidades de cada momento vivido. 

Fotografiar la vida cotidiana es un arte que debe ser estudiado y mejorado a través de las experiencias y con algunos trucos técnicos que seguramente pueden servir para mejorar la calidad general de las imágenes. 

Cada foto puede representar eso que de verdad importa, destacar la importancia de un instante, convertir en extraordinario lo ordinario, no solo para quien ha tomado la foto, sino también para quien forma parte de la misma. Amigos, abuelos, hijos, padres, pareja, la mascota, nosotros mismos somos protagonistas de una historia contada a través de la cámara fotográfica. 

Y es aquí donde nos damos cuenta que eso que podría ser solo un hobby ocasional se puede transformar en un empleo que toma valor ya que esas imágenes capturadas, pueden contar la historia de una familia, de una sociedad o de una entera época histórica. Recuerda fotografiar es parte de tu vida. 

¿Còmo capturar el instante adecuado?

El arte y la práctica de fotografiar una escena cotidiana conlleva a tener que ser un poco más lento en nuestro ritmo de vida y convertirnos en grandes observadores de los detalles más pequeños; la luz, el ambiente, las expresiones y las acciones naturales tienes que estar representadas.

Para realizar un buen trabajo de desimantación, fundamentalmente necesitas estar presente en el "aquí y ahora" al interior de una escena vivida en primera persona. Estar presente, sin distracciones, sin pensamientos, engañosos, consciente de estar viviendo la realidad a un nivel más profundo. 

En este momento de la fotografía se convierte en una gran aliada de la psicología, aumentando la capacidad de tomar conciencia del momento que estás viviendo, también es importante saber manejar las emociones negativas.

La rabia, el miedo, la tristeza son emociones que normalmente solemos ocultar y no las plasmamos en una fotografía, cuando algún ser querido o nosotros mismos las estamos experimentando. 

Pero la vida está formada por diversos momentos, durante la jornada, podemos vivir en primera persona o incluso asistir a situaciones en las cuales estas emociones negativas emergen en todo su potencial. También en estos casos, vale la pena moverse libremente para aferrar el instante de una frente arrugada o de una lágrima que corre por el rostro, sin tener el temor de mirar a través del objetivo de la cámara fotográfica. 

Hay situaciones en las que los inconvenientes también pueden ser protagonistas, por ejemplo imagina la felicidad de tener que partir para un viaje con tu familia en un camper, los niños saltan de alegría, todo está listo y cada cosa parece perfecta, para vivir una gran aventura. Cuando a pocos quilómetros de casa, se poncha las rueda y te vez obligada (o) a cancelar el viaje. 

Son minutos de pánico, los niños lloran, la grúa que no llega y terminas pasando la primera noche en la carretera...y es ahí donde te pasa por la mente tu cámara de fotos, estos momentos son los ideales para fotografiar, aunque el estado de ánimo no sea  el mejor para tomar una foto, vale la pena documentarlo es el modo en el que la cotidianidad se enfrenta a lo impredecible. 

También el malestar merece un reconocimiento, simplemente porque es parte fundamental de la vida, que años después se transformará en un recuerdo que cuenta una historia divertida y sobre todo original.

Cuando en los momentos difíciles eres capaz de sacar la cámara de fotos, estas tomando la decisión de proyectarte, como si te quisieras decir que la desventura puede ser superada, pero no olvidada. 
Esta actitud mental te permite crecer y madurar, modificando el modo de enfrentarse a la vida en su complejidad. 

Tomar en serio el trabajo de documentar la propia vida a través de la fotografía comporta un empeño importante, la adquisición de capacidades técnica, claves para mejorar la composición, gestión de la luz y de los colores, organización de las imàgenes etc...pero requiere también sumergirse en los principios fundamentales de la narración fotográfica, de la creatividad, de la motivación y de los flujos de emociones que acompañan esta apasionante actividad. 

     Mi peque junto a su papá, mientras juegan a afeitarse  

Tu vida cotidiana puede ser más interesante de lo que piensas 

Solo porque algo te parezca poco interesante, no quiere decir que no lo sea. El modo en el que haces la cosas y el ambiente que te rodea son totalmente distintos al del resto de las personas. Al capturar los momentos más íntimos de tu mundo, tus espectadores podrán descubrir cuan fascinante son tus fotografías, aunque para ti puedan ser solo escenas rutinarias. 

Los grandes maestros de la fotografía logran realizar óptimas fotos prácticamente donde sea. Pero a veces es necesario encontrar un poco de inspiración para mover los engranajes de la creatividad. Lograras inspirarte viendo el trabajo de otros fotógrafos, para incrementar tus conocimientos te sugiero ver las imágenes de otros artistas. Por ejemplo: el trabajo de Willians Eggleston, Lee Friedlander, Stephen Shore  y Molly Flanagan

Si te ha gustado este artículo déjame un comentario con tu opinión sobre este tema. Puedes ponerte en contacto conmigo a través de mis redes sociales : Facebook/ Instagram/ Twitter. Visita nuestro Grupo de Facabook club f2.8 fotografía, un espacio donde podrás compartir tus imágenes con el resto de la comunidad. 



6 comentarios

  1. Siempre he considerado que no necesariamente hay que tener un plan para fotografiar, el plan es fotografiar casi todo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Concuerdo contigo. Gracias por pasar y comentar

      Eliminar
  2. Lo dificil es encontrar dentro del todo la foto que realmente deseas. Gracias por vuestros consejos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con la practica se hace menos difícil. Gracias por pasar y comentar

      Eliminar
  3. Bueno yo siempre ando con mi cámara, a veces liviana aveces pesada,según el lente con el que tenga en el momento,pero disparo a todo lo que veo, y mi sra. se enoja,me dice tantas fotos que tomas ,años atrás estuve una semana en Cuba y tomé 4200 fotos , poco menos que me dijeron que estaba loco,jaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jjaja Amigo es así, a veces los fotógrafos somos eternos incomprendidos. Nunca dejes de tomar fotos entre tantas tomas siempre encontraras un tesoro. Saludos

      Eliminar

Los datos de tus comentarios están seguros
Responsable: Dania Beatriz Fotografías
Finalidad: Moderar comentarios
Legitimación: Das tu consentimiento
Destinatario: Plataforma de blogger.
Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos.