Cómo fotografiar la primavera

 Consejos para fotografiar la primavera

La llegada de la primavera siempre trae consigo nuevos estímulos: la naturaleza despierta, los días se alargan, salimos más a la calle y a menudo quedamos encantados con pequeños y grandes fenómenos naturales, como una puesta de sol con colores espectaculares, una flor que florece entre las grietas de una pared, una gaviota que planea siguiendo la corriente del agua...

En esta época, los sentidos se despiertan y también lo hacen los fotógrafos, tanto profesionales como aficionados, que encuentran muchos más temas para capturar en una imagen. 

Por supuesto, lo que separa a los profesionales de los aficionados no es nunca el tema que se pretende fotografiar, sino la forma de hacerlo: en esta breve guía te daré algunos consejos sobre qué fotografiar en primavera y cómo hacerlo, para obtener fotos no sólo bonitas, sino también artísticas.

La renovación de la vida es muy importante y, especialmente en primavera, el cambio de estación es un momento mágico para la fotografía.

Te invito a leer también: 

1. Fotografiando las flores en primavera 

No se puede negar, uno de los elementos más fotografiados en primavera son las flores. En plena floración, solas o sobre el césped, las flores son el símbolo de la primavera. Sin embargo, para que la foto que tomes sea algo más que "una simple flor" es fundamental que te preocupes por algunas cosas.

Fotografiar una flor desde arriba sólo puede ser una idea cuando se trata de flores especiales, o se quiere captar una mariposa u otro insecto posado sobre los pétalos de colores de la flor. Por lo demás, hay que recordar siempre que la flor es tridimensional y que, a menudo, las mejores fotos son las que se toman desde abajo.

¿Por qué? Porque una flor vista desde abajo permite destacar un punto de vista que los humanos no solemos ver con frecuencia, el tallo con la parte inferior de la flor inmersa entre el verde de la hierba y el azul del cielo que se abre sobre ella.

Los-10-mejores-consejos-para-fotografiar- la-primavera

Las mejores fotos de flores son las que llenan el encuadre, es decir, las que se hacen a unos pocos centímetros de la propia flor y con un objetivo macro. 

De esta forma se consigue resaltar la flor en sí y difuminar el contorno, por lo que es muy importante concentrarse bien en la parte de la imagen que se quiere enfocar. 

Para fotografiar las extensiones floridas puedes utilizar un objetivo gran angular y aprovechar una perspectiva muy baja, a la altura de las propias flores. 

Usando un diafragma en f/5,6 deberías poder hacer una foto con un efecto en el que el fondo y la mayoría de las flores estén perfectamente enfocados (usando la hiperfocal), con sólo los elementos del primer plano ligeramente desenfocados. Es un resultado muy interesante el que puedes conseguir, sobre todo jugando con la composición.

2. A veces rompe las reglas y juega con la perspectiva

Otra técnica que funciona bien con las flores es utilizar una perspectiva que sitúe tu cámara a la altura de las flores, de forma que la fuente de luz llegue lateralmente respecto a las propias flores. 

Con este juego de perspectiva y luminosidad las flores se ven muy grandes, pero necesariamente tendrás que corregir y compensar la exposición. Para evitar que la foto salga subexpuesta, tendrás que compensar con +1 o +2 la exposición.

Por último, si tienes un objetivo macro, úsalo para esta ocasión. Deberías poder salirte con la tuya incluso con el objetivo estándar, pero con un objetivo macro seguro que te irá mejor.

3. Busca los patrones

La naturaleza está llena de patrones hermosos, así que utilízalos a tu favor. Las flores que se repiten pueden crear un bonito dibujo, o incluso pétalos en el suelo una vez que han caído. Imagina campos de tulipanes rojos, lavanda, etc. Por otra parte, en una feria de primavera, los productos suelen estar dispuestos en un patrón, ideal para la fotografía.

fotografía-muchas-flores-esta-primavera.

4. Cuidado con el fondo

Como en todas las fotos, el fondo es importante. Apuntar en una dirección determinada puede crear un fondo limpio y una imagen mucho más atractiva. Si disparas hacia el cielo en un día claro, obtendrás un fondo azul, o si apuntas hacia la hierba, un fondo verde. Como se ha mencionado anteriormente, también se puede optar por desenfocar el fondo con bokeh.

5. La luz

Utilizar la luz a tu favor es lo que marca la diferencia en la fotografía. La forma en que puedes hacer brillar los pétalos a través de la luz puede ayudarte a resaltar hermosos detalles, ya que la luz del sol recoge todas las texturas de la flor. 

También puedes utilizar haces de luz, si ves una hoja que se ilumina sola puede resultar una foto peculiar.

Utilizar el bokeh y una buena luz es importante, pero añadir un elemento extra como una abeja o una mariposa hará que la foto sea aún mejor.

6. Los paisajes primaverales

 En la fotografía de paisajes de primavera, la composición es fundamental. Tienes que centrarte en la composición fotográfica si quieres intentar diferenciarte del resto de fotógrafos que hacen fotos de este mismo tema.

Mira algunas sugerencias creativas:
  • un paisaje rodeado por las ramas de los arboles
  • un paisaje a través de una ventana, con la ventana como marco natural
  • un paisaje con un campo florido como contorno
La primavera es una época de excursiones: el mar, la montaña, el campo y también las ciudades de arte son los destinos más habituales del fin de semana. 

Las extensiones de la ciudad miradas desde lo alto de una colina, el puerto, las playas: los temas posibles para los paisajes son realmente muchos, sin embargo, dependiendo de la hora del día y por tanto de la luz, cada paisaje puede dar vida a una foto diferente. 

El principal riesgo al fotografiar paisajes es realizar verdaderas postales: bonitas, pero comunes y sin personalidad. 

Para conseguir fotos únicas se puede operar de diferentes maneras, es decir, utilizando filtros, para dar más protagonismo a la luz y a los colores, o buscando tomas diferentes, nuevas, por ejemplo tomando la foto desde la ventana del hotel e incluyendo la propia ventana en la foto, a modo de marco.

Mi sugerencia es que utilices un filtro polarizador, que te permita hacer que los colores y los límites de los elementos estén bien definidos, devolviendo una foto nítida, con colores saturados y llenos, especialmente en lo que se refiere al cielo. 

Otro filtro que puede permitirte obtener imágenes únicas es el filtro neutro, pero a diferencia del polarizador debe usarse con precaución porque su propósito es reducir la intensidad de la luz y así permitirte usar velocidades de obturación muy largas (o lentas) incluso a plena luz del día. 

Si por un lado te permite obtener fotos realmente fantásticas, por otro puede llevarte a obtener resultados muy predecibles. Lo ideal es seguramente profundizar en el tema si te gustan este tipo de fotos.


7. No le temas a los experimentos 

Tienes una cámara digital. Lo mejor de esta herramienta es que puedes disparar y comprobar el resultado inmediatamente para tener una idea más tangible de si la composición es buena o no. Como cuando se usaba una cámara  polaroid.

Por ejemplo, si estás delante de una escena y no sabes si es mejor una toma vertical u horizontal, haz una toma de prueba y evalúa la imagen directamente desde la pantalla LCD de la cámara. 

¿Cuál le gusta más? Si estás cerca de un bosque, no necesariamente tienes que disparar el tamaño completo del árbol. Cuando tomas una foto de una serie de árboles, por ejemplo, está bien cortar la parte superior para eliminar el cielo o parte del follaje.

8. También puedes hacer fotos de retratos en primavera

Esta  puede ser una época muy buena para la fotografía de retrato. El símbolo de la nueva vida y esos increíbles fondos se combinan para hacer de éste un momento especial sólo para el retrato.

Las sesiones de fotos- Utiliza modelos y parejas de amigos para conseguir maravillosas fotos con fondos naturales. Intenta utilizar una gran apertura y desenfocar el fondo. 

Las líneas de los árboles pueden añadir profundidad a una foto cuando se aplica una profundidad de campo reducida. Hacer que tu modelo interactúe con algunas de las flores también da un toque distinto a las fotos.

Las fotografías de personas disfrutando de la primavera pueden ser geniales. A medida que el sol comienza a calentar, la gente empieza a disfrutar de la vida en el parque y aumentan las oportunidades de hacer fotografías en la calle. Ejemplos típicos pueden ser las personas que caminan por los campos en flor.

El selfie - Por último, siempre está la opción de una foto de uno mismo, ¿por qué no ceder a la tentación de una nueva foto de perfil con el tema: primavera?
Los narcisos y las prímulas son uno de los primeros signos de la primavera en muchos países.

Fotos de niño jugando 



Los temas más populares para los fotógrafos que salen de excursión con sus familias son, por supuesto, los niños. Realizar fotos de niños jugando al aire libre suele ser muy sencillo, pero al mismo tiempo muy difícil: de hecho no se puede pensar en 'posar' al niño, por lo que hay que estar siempre dispuesto a realizar tomas en secuencia, persiguiendo al niño que juega, estimulándolo pero sin interferir en los juegos del niño. 

Como los niños están siempre en movimiento, la velocidad de obturación debe ser muy corta, al menos 1/250 y el diafragma muy abierto, para no arriesgarse a tener fotos borrosas.

Uno de los aspectos más bellos de un niño que juega al aire libre es la mirada feliz de su rostro, por lo que es una buena idea centrarse no sólo en fotos que capten el contexto, sino también en fotos que destaquen los ojos y la cara. Centrarse en la cara garantiza que se conserve el recuerdo del día y la alegría del niño para siempre.

9. Realiza fotos del amanecer y el atardecer



En primavera, las puestas de sol ofrecen espectáculos de colores muy emocionantes y a menudo te encuentras fotografiando el sol poniente al final de un día que pasas al aire libre. 

Es más difícil, en cambio, fotografiar el amanecer: hay que despertarse a propósito, lo que suelen hacer los fotógrafos profesionales, y muy  raramente los aficionados.

Los días se alargan, pero se caracterizan principalmente por una condición climática en la que por la mañana se pueden encontrar días muy claros o días nublados por la niebla y la bruma. 

También las temperaturas muy variables entre el día y la noche, aún no estabilizadas, crean variaciones de color muy interesantes.

Si eres madrugador, o si tu trabajo te facilita salir a esas horas del día, puedes centrarte en la niebla o la bruma.

Una perspectiva ideal, sobre todo si tienes una zona montañosa, accidentada, boscosa o naturalista cerca, es explotar los árboles enmarcándolos de manera que parezcan disolverse en la niebla. Esta técnica fotográfica crea una sensación de misterio en las imágenes que podrás obtener. 

Para realizar este tipo de fotos se puede utilizar fácilmente el objetivo estándar, utilizando la distancia focal máxima de gran angular (el clásico 18-55mm a 18mm de distancia focal).

La razón de este consejo es que un objetivo gran angular, gracias a su menor distancia focal, te proporciona una mayor profundidad de campo y esto te permite aprovechar al máximo el contraste entre el sujeto principal y el fondo.

También puedes intentar hacer una foto desde la cima de una montaña o colina si tienes una cerca. Podrás capturar algunas escenas muy impresionantes, básicamente posicionándote por encima de la niebla conseguirás un punto de vista espectacular.

Un filtro polarizador también puede ayudarte en estos contextos, pero recuerda que la niebla y la bruma reducen la luminosidad, por lo que es posible que necesites un trípode para conseguir tomas lentas. 

También es posible que tu cámara tenga algún problema de exposición y, por tanto, tengas que hacer alguna compensación de la exposición para poder iluminar la escena por un momento.

En cualquier caso, hay que tener en cuenta que, a diferencia del verano, los amaneceres y atardeceres de primavera se caracterizan por colores y atmósferas siempre diferentes: la escarcha, la niebla, la bruma y las nubes son elementos presentes sobre todo en la primera parte de la primavera, cuando el frío invernal parece no haber desaparecido. 

En la parte final de la primavera, en cambio, predominan los cielos despejados y los colores limpios. Fotografiar amaneceres y atardeceres en primavera, por tanto, ofrece un amplio abanico de posibilidades y permite hacer fotos diferentes, según el día que decida fotografiar.

Como puedes imaginar, para hacer este tipo de fotos necesitas un trípode, o cualquier otro soporte que mantenga la cámara estable durante la toma. 

Dependiendo del nivel de habilidad y experiencia del fotógrafo y, por tanto, del equipo disponible, se puede elegir el objetivo. El clásico (18-55mm) está muy bien para empezar, pero desde luego tener un objetivo gran angular, sobre todo cuando se quiere fotografiar un paisaje al atardecer, permite obtener resultados superiores.

En cuanto a la configuración de la cámara, es bueno fijarse en una particularidad: a menudo todos nos detenemos a observar la puesta de sol que en poco tiempo hace desaparecer el sol en el horizonte. 

El movimiento del sol es bastante rápido, por lo que cuando decidimos inmortalizar una puesta de sol no podemos elegir velocidades de obturación demasiado largas y, al mismo tiempo, no podríamos tener una apertura demasiado amplia.

Los valores ideales de los tiempos de obturación son alrededor de 1/250 segundos y las mejores aperturas son f/16 - f/8. Estos valores siguen siendo válidos si pretendemos inmortalizar, además de la propia puesta de sol, una gaviota en vuelo, o algún deportista practicando deportes acuáticos.

Inútil subrayar, pues, que la puesta de sol perfecta no se puede tener en la primera toma (a no ser que se tenga especial suerte), por lo que es necesario realizar más tomas consecutivas valorando, según el tipo de día, si utilizar algún filtro o no.


10. Realiza fotos de primeros planos 

Los días al aire libre no sólo son ideales para fotografiar la naturaleza, sino que también permiten captar lo mejor de las personas, en los reflejos de su pelo, en el color de su piel y, sobre todo, en las miradas serenas de las primeras excursiones fuera de la ciudad.

Cuando estás en exteriores es importante saber aprovechar la luz natural, pero no debes cometer el error de querer crear escenas a contraluz sin tener al menos un flash de relleno. 

Puede que los profanos en fotografía no entiendan la razón de utilizar un flash en un día luminoso, pero en realidad la doble fuente de iluminación es esencial para hacer fotos que se centren en los contrastes, que se acentúan con las dos fuentes de luz.

Por supuesto, es importante saber dosificar las distancias y el enfoque ya que, a diferencia de un primer plano realizado en estudio con doble flash, un primer plano en exteriores requiere que una de las dos fuentes de iluminación sea el sol, con su luz que tiene diferentes longitudes de onda y "temperatura" según la hora y el día.

Las diferentes tonalidades entre el flash y la luz del sol pueden provocar una falta de equilibrio que no permita obtener la toma ideal. 

También hay que diferenciar entre las fotos 'inmediatas', es decir, las que captan el momento y, por tanto, no están preparadas, y las que se hacen de forma artística, para las que entonces hay tiempo de sobra para colocar flashes, reflectores y todo lo que pueda ser útil para conseguir una foto profesional.

Conclusión

Si me lees desde hace tiempo sabrás que una  de las formas de conseguir fotos bonitas, personales y no triviales es hacer muchas tomas para entender mejor el mecanismo de la fotografía y aprender a ajustar la velocidad y el diafragma según la luz, el movimiento y los efectos que se quieran obtener.

Tienes que recordar siempre una cosa: las fotos son siempre un recuerdo, por lo que incluso las fotos que no son perfectas desde el punto de vista técnico pueden serlo desde el punto de vista "sentimental"... ¡y por eso damos la bienvenida a las fotos inexactas que comunican infinitas emociones!

Hemos llegado al final del post. ¡Espero tus comentarios y opiniones. Además, si te ha gustado el artículo, simplemente te pido que lo compartas en tu red social favorita.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Los datos de tus comentarios están seguros
Responsable: Dania Beatriz Fotografías
Finalidad: Moderar comentarios
Legitimación: Das tu consentimiento
Destinatario: Plataforma de blogger.
Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos.