Cómo imprimir fotografías sobre madera

fotos-impresas-en-madera



La decoración vintage sigue sin pasar de moda. Esos objetos decorativos con un toque retro y antiguo a la par de moderno que tan atractivos resultan y que tanto llaman la atención, aún son tendencia entre los decoradores.

Dentro del estilo vintage, la madera siempre ha tenido una gran presencia. Es un elemento que, con unos retoques para envejecerla, es capaz de dar otra vida a cualquier estancia.

Pero no sólo sirve como elemento decorativo, sino que también es una forma bastante original de hacer regalos personalizados, como por ejemplo sucede con las fotos impresas en madera Es respetuosa con el medio ambiente, económica y original ¿Quieres saber más?

¿Cómo se consigue transferir una foto a una madera?

fotos-impresas-en-madera


Aunque lo más fácil y cómodo es que hagas uso de un servicio de impresión profesional de fotos sobre madera que sea especialista en este tipo de trabajos, si quieres que la impresión sea aún más especial y prefieres hacerlo con tus propias manos, hay una buena noticia para ti: es posible hacerlo en casa.

Será necesario disponer de algunos materiales básicos para esta tarea, por lo que toma nota y vamos a prepararlo todo:

  1. Obviamente vamos a necesitar la fotografía que quieras traspasar a la madera. Es importante que tenga una buena calidad de imagen y que haya sido impresa en un papel lo más fino posible, utilizando una impresora láser.
  2. También es evidente que necesitaremos el lienzo. En este caso un trozo de madera de un tamaño aproximado al de la fotografía, no más pequeño, pero tampoco mucho más grande. La madera más utilizada suele ser la de pino, aunque puede servir cualquiera que sea uniforme y no esté dañada ni agrietada.
  3. La magia del proceso la pondrá un gel para transferencia de imágenes. El más recomendado es un gel médium mate que puedes conseguir fácilmente en cualquier tienda de bricolaje o manualidades.
  4. Un pulverizador de agua.
  5. Como complementos, para perfeccionar y hacer más fácil el trabajo, necesitaremos un pincel para madera, un trapo, una espátula y un poco de barniz.
  6. En cuanto dispongamos de todo esto ya estaremos preparados para comenzar con el proceso de transferencia de la fotografía a la madera.

Procedimiento de impresión de una foto en madera

¿En-que-consiste-imprimir-fotos-en-madera?


Antes de empezar, has de tener en cuenta que la fotografía, cuando se haya traspasado a la madera, quedará invertida, tal y como la verías si la reflejases en un espejo. 

Esto es importante ya que, si la fotografía es simétrica o no contiene textos, no habrá problemas. Pero en algunos casos, como cuando hay letras, el resultado no quedará bien. 

Cuando suceda esto será necesario, a través de algún programa informático de edición, invertir la fotografía antes de imprimirla en el papel, de modo que, al pasarla a la madera, la segunda inversión haga que la foto quede tal y como queremos.

Una vez hecha esta puntualización importante, el proceso de impresión que buscamos comenzará con la aplicación del gel sobre la base de madera. Serán necesarias varias capas de producto que se extenderán utilizando el pincel y la espátula. 

Es muy importante que el gel quede bien extendido, sin que haya grumos pues estos provocan imperfecciones en el resultado final.

Una vez tengamos las capas de gel bien extendidas por todo el trozo de madera, pasaremos a colocar la foto sobre él. Este es el momento más importante de todo el proceso ya que cualquier error puede hacer que tengamos que tirar todo el trabajo a la basura. 

Hemos de asegurarnos de que no quedan arrugas, que el papel permanece bien extendido por toda la superficie. Si lo necesitamos, podemos utilizar la espátula también en este momento puesto que, gracias a ella, podemos eliminar los excesos de gel y las burbujas de aire que hayan podido formarse.

El tercer paso es simplemente tener paciencia y esperar a que el gel de transferencia haga su cometido. Normalmente suele tardar entre 8 y 10 horas en completarse, tiempo durante el cual debes procurar dejar la madera con la foto pegada en un lugar seco, fresco y en el que reciba luz directa.


Qué-Necesito-Para-Conseguir-imprimir-mis-fotos-en-madera


Resultado final de la impresión en madera

Cuando consideremos que ha pasado el tiempo necesario, utilizaremos un pulverizador para comprobar si la transferencia papel-foto-madera se ha completado. 

Para ello humedeceremos el papel un poco con ayuda del pulverizador e iremos retirándolo de forma muy cuidadosa y comprobando que no quedan restos de la foto en él. Si no lo hacemos de la forma adecuada, arrastraremos zonas de la impresión junto con el papel y el resultado será nefasto. 

Si vemos que esto empieza a suceder, humedeceremos de nuevo el papel y lo frotaremos un poco contra la madera para contribuir a la transferencia completa de la foto.

¡Y ya está! Si hemos sido cuidadosos, ya tendremos nuestro flamante regalo personalizado listo para entregar.

Pero este proceso no sólo sirve para personalizar regalos, sino que podemos dar un toque distintivo a cualquier rincón de casa gracias a él. Imagínate una lámpara decorada con tus mejores fotografías o un cartel para tu negocio diferente y que llame la atención.

Si te gustan las manualidades te animamos a que pruebes a hacerlo por ti mismo. Quizás no salga bien a la primera, pero con un poco de práctica verás que lo consigues rápidamente.


Algunas lecturas que te podrían interesar

Impresoras fotográficas portátiles. Lista de las 10 mejores

Marcos Digitales una alternativa interesante para mostrar tus fotos

Revela tus fotos y crea álbumes digitales 

No hay comentarios

Publicar un comentario

Los datos de tus comentarios están seguros
Responsable: Dania Beatriz Fotografías
Finalidad: Moderar comentarios
Legitimación: Das tu consentimiento
Destinatario: Plataforma de blogger.
Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos.