Cómo usar el Reflector 5 en 1 para mejorar tus Fotografías

Reflectores 5 en 1 consejos para saber usarlo 

En el mundo de la fotografía, todo ocurre gracias a la luz. En la mayoría de los casos, hay dos tipos de luz con las que trabajamos los fotógrafos: la luz natural y la luz artificial. Aunque a menudo me encuentro usando fuentes de luz artificial, siempre prefiero usar la luz natural, siempre que sea posible y me considero una fotógrafa de luz natural. 

-Te recomiendo leer : La luz en la fotografía 

Una de las herramientas que ha hecho que cambien notablemente mis fotografías con luz natural ( y también las fotos hechas en estudio) es el reflector. 

En esta guía, te mostraré cómo usar un reflector de manera efectiva para mejorar tus fotografías simplemente haciendo rebotar la luz natural o artificial en él.

Cuando se empieza en  la fotografía, se comienza a entender desde los primeros disparos lo fundamental y difícil que es manejar la luz, especialmente para los fotógrafos aficionados que a menudo no tienen suficiente equipo. 

Iluminar homogéneamente un objeto o persona, sin sombras pesadas, se convierte en la tarea más difícil del fotógrafo que se encuentra la mayor parte del tiempo teniendo que utilizar la única fuente de luz disponible frontalmente (el sol). 

Pero ¿cómo podemos suavizar las sombras en una foto si sólo tenemos una fuente de luz disponible, como el sol, sin tener que gastar cantidades astronómicas de dinero? La respuesta es simple: con un panel reflector 5 en 1.

El panel reflector es una valiosa herramienta, también utilizada en sets profesionales, que integrada con un flash o utilizada sola puede ser de gran ayuda para suavizar las sombras que se forman en la cara del sujeto. Pero procedamos paso a paso.

¿PARA-QUÉ-SIRVE-UN-REFLECTOR?

Qué cosa es un panel reflector

El reflector es un modificador de la luz. En la mayoría de los casos, un panel reflector está formado por un ligero marco metálico circular, sobre el que se coloca un tejido que puede ser de diferentes tamaños y colores:

  • blanco: refleja la luz de una manera más suave y difusa
  • dorada: refleja la luz de una manera más dura y directa y tiene tonos cálidos
  • plata: refleja la luz de una manera más dura y directa y tiene tonos fríos
  • negro: absorbe la luz y ayuda a crear contornos de sujeto transparentes

El peso ligero, la facilidad de transporte y el pequeño tamaño hacen que el panel reflector sea un elemento fácil de usar en cualquier condición, tanto si se está montando un set de exterior como de interior. La tarea del panel  (como dice la propia palabra) es reflejar la luz principal de una manera más suave y difusa, para iluminar las sombras, que de otra manera, serían demasiado duras.

Cómo usar un panel reflector con la luz solar

Utilizando-El-Reflector-En-Interiores


Imaginemos que queremos tomar una foto de una persona al aire libre y que nuestra única fuente de luz es el sol. Una de las primeras cosas que nos enseñan para no tener fotos completamente oscuras es posicionar el sujeto con el sol frontal. 

Sin embargo, a menudo esta solución no es la mejor elección que se puede hacer, porque la luz directa del sol puede molestar al sujeto (frente arrugada u ojos semicerrados) y crear sombras muy marcadas.

Y ahí es donde entra el juego el papel del reflector. El panel, de hecho, puede llevar la luz reflejada del sol donde no está presente, como un espejo. Por esta razón estos paneles  se consideran casi iguales a un flash o a una lámpara, con la gran ventaja de ser muy baratos y de aportar al sujeto la misma luz que ilumina la escena, sólo que de forma más difusa. 

Como en todas las cosas, incluso con el panel reflector hay que prestar atención a la forma en que se coloca, de hecho, como con los flashes y lámparas, debe encontrar la posición correcta para obtener los resultados deseados:

  • si se coloca demasiado alto, causará sombras bajo la nariz y los ojos.
  • si se posiciona lateralmente causará más sombras de contraste
  • si se posiciona desde abajo favorecerá el aclaramiento de las sombras bajo los ojos
  • también la distancia entre el panel y el sujeto influirá en el resultado final.

Escogiendo el panel ideal 

Si nunca has comprado un reflector antes, las opciones que encuentras una vez que empiezas a buscar pueden ser abrumadoras. Hay reflectores grandes y pequeños. Hay reflectores redondos, rectangulares y triangulares. Hay reflectores blancos, dorados y plateados, así como combinaciones de estos tres colores.

Una de las primeras cosas que querrás decidir es qué tamaño de reflector necesitarás. Si estás fotografiando principalmente retratos individuales, un reflector más pequeño podría funcionar mejor que uno más grande. 

Por supuesto, un reflector más grande generalmente producirá un área mayor de luz más suave, pero los reflectores más grandes también son más difíciles de manejar, por lo que hay que hacer una compensación. Un reflector de 42″ es de un tamaño bastante común y es una buena combinación de facilidad de uso y buena luz.

Una vez que sepas el tamaño general que buscas, puedes empezar a buscar diferentes marcas y formas. Encontrarás reflectores que tienen manijas, soportes o marcos.

Finalmente, tendrás que elegir qué material quieres que sea tu reflector. Esto es una preferencia puramente personal, y podría cambiar dependiendo de las condiciones de iluminación con las que trabajes. 

Afortunadamente, la mayoría de los reflectores tienen cubiertas hechas de diferentes materiales que se pueden cambiar rápidamente según sea necesario.

Catalogo de paneles reflectores 5 en 1



El uso de los reflectores

Hay tantas maneras de usar un reflector como reflectores disponibles. Puedes sostenerlo tú mismo, pedirle a un asistente que lo sostenga, pedirle a tu sujeto que lo sostenga, colocarlo sobre algo o comprar un soporte hecho especialmente para sostenerlo. ¡Incluso puedes hacer que tu sujeto se siente en él!

Como con cualquier fuente de luz, cuanto más grande sea en relación con su sujeto, más suave será la luz. Prefiero usar reflectores para proporcionar una luz de relleno suave, así que suelo usar el lado blanco o blanco/plateado y trato de acercarlos lo más posible a mi sujeto. 

Si no hay mucha luz con la que trabajar y necesito usar el lado plateado, alejo el reflector de mi sujeto para que la luz no supere a la luz natural, sino que actúe como un relleno.

Un reflector hace justo lo que dice: refleja la luz. Si usas el lado plateado o el dorado, no dejes que tu sujeto lo mire directamente, ¡especialmente a la luz del sol! Lo último que quieres hacer es cegar temporalmente a tu modelo. Ver dónde cae la luz cuando se usa un reflector dorado o plateado es fácil. Cuando se usa un reflector blanco es un poco más difícil.

Aunque parezca obvio, si tiene problemas para encontrar la luz reflejada en su sujeto, asegúrese de que la luz realmente golpee el reflector. Muchas veces una rama o incluso su sujeto arrojará una sombra sobre el reflector, reduciendo enormemente la cantidad de luz reflejada.



Soporte para los reflectores


Consejos para colocarlos

El reflector no debe colocarse demasiado cerca del sujeto y la luz nunca debe venir de frente sino ligeramente de lado.

El panel debe ponerse en posición opuesta a la luz, de manera que la luz "rebote" en el panel e ilumine también la otra parte del sujeto.

Así que el consejo es mover el reflector hasta que las sombras del sujeto desaparezcan, formando así un interesante corte de luz.

Alternativas al panel reflector fotográfico 

¡Si no tienes un panel puedes usar una hoja de papel de aluminio, no brillante!
Menos brillante como sea posible, para evitar los molestos reflejos de luz.

No es difícil usar un reflector, sólo requiere un poco de práctica y como todo en la fotografía, se aprende practicando. 

Conclusión 

En resumen, el panel reflector es una gran solución para aquellos que se acercan a la fotografía  y no quieren gastar grandes sumas de dinero para comprar un equipo profesional, sólo usar la luz del sol para crear fantásticos retratos o fotos en general, ¡incluso a contraluz!  

En mi opinión, un reflector es la herramienta de iluminación más barata, simple, versátil y útil que se puede comprar. Como puedes ver, realmente no hay límites en cuanto a cómo puedes usar un reflector. 

Con la variedad de formas, tamaños y materiales disponibles, definitivamente hay uno adecuado para ti.  Cuéntame en los comentarios o en el club f2.8 Fotografía si ya tienes uno y cómo lo usas. 

No hay comentarios

Publicar un comentario

Los datos de tus comentarios están seguros
Responsable: Dania Beatriz Fotografías
Finalidad: Moderar comentarios
Legitimación: Das tu consentimiento
Destinatario: Plataforma de blogger.
Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos.