Cosas que debes tener en cuenta antes de COMPRAR una CÁMARA de FOTOS

Cosas que debes saber antes de comprar una cámara fotográfica 

Estamos en el 2020 y las cámaras de fotos han alcanzado una calidad increíble. 

Hoy en día, muchas personas disfrutan haciendo fotos en sus teléfonos móviles, aprovechando las sofisticadas tecnologías que los principales fabricantes internacionales de teléfonos inteligentes están adoptando continuamente. 

Aunque las cámaras de los teléfonos móviles han llegado a ofrecer un excelente nivel de calidad en las imágenes tomadas, la compra de una cámara de fotos nos permite lograr un alto nivel de resultados finales al tomar fotos de mucha más calidad.

Después de todo, las cámaras nacieron con el objetivo de permitirnos tomar fotografías de alta calidad permitiendo al usuario hacer un zoom, controlar la apertura para ajustar la cantidad de luz, la distancia focal y muchas otras características. Cómo elegir una cámara no es algo fácil, especialmente si no eres un profesional y no estás familiarizado con los muchos tecnicismos mencionados.

Por lo tanto, comprar la cámara adecuada es siempre una decisión difícil, especialmente si eres un novato y todo el mundo te dice un consejos distinto. Por supuesto, una buena foto depende mucho de quién la tome, no sólo de la cámara. Seguramente un buen punto de partida es comprar la cámara adecuada para lo que quieres hacer, así evitas el riesgo de tirar el dinero en una cámara que al final no te satisface.

Si has decidido comprar una cámara pero no sabes cuál elegir, sin entrar en tecnicismos, aquí tienes una pequeña guía para saber cómo comprar la correcta y entender cuáles son las mejores cámaras para principiantes!

1. Los tipos de cámaras fotográficas que puedes escoger 

Antes de que darte mis consejos para comprar tu cámara y decidas qué cámara comprar, debe primero identificar qué tipo de cámara necesitas, de acuerdo a tus necesidades. Hay cinco categorías principales de cámaras.

1.1 Las cámaras compactas 



Las cámaras compactas son prácticas y baratas, útiles para aquellos que necesitan tomar fotografías estándar y simples. Si tomas principalmente fotos familiares, fotos de vacaciones, sujetos fijos y no en movimiento, el compacto te ofrece lo que necesitas a un precio razonable. Además, no ocupan mucho espacio y son muy ligeros.

1.2 Cámaras Bridge 



Estas cámaras, como su nombre lo indica, están destinadas a ser un puente entre las cámaras compactas y las SLR. Tienen un objetivo fijo y la calidad es superior a las cámaras compactas, aunque estén lejos de las cámaras SLR. Sin embargo, comprar una bridge puede ser una buena manera de empezar sin crear muchos problemas, quizás empezando a apreciar el ajuste manual de la cámara y no sólo el automático. Lee mis consejos sobre este tipo de cámaras : Cámaras Bridge recomendadas

1.3 Càmaras Mirrorless 



Los sin-espejos son un escalón superior, tienen ópticas intercambiables y son muy versátiles. Según algunos, pueden dar resultados similares a las reflex, con la ventaja de que cuestan menos. Comprar una mirrorless te da la oportunidad de descubrir las diferentes ópticas y los límites y fortalezas de cada una.

1.4 Las cámaras reflex 



Estas son  cámaras algo màs profesionales...(aunque tenemos mirrorless profecinales tambien) Como puedes adivinar, son las más caras y empezar comprando un Reflex de alta gama cuando nunca has usado una cámara es un poco arriesgado. Las cámaras réflex son muy versátiles y si se usan bien pueden dar resultados sobresalientes. Sin embargo, si no estás acostumbrado a trabajar en modo manual y siempre las usas automáticamente, es como conducir una Ferrari usando sólo las dos primeras velocidades. 

1.5 Las cámaras instantaneas 


Las cámaras instantáneas habían desaparecido casi por completo, pero en los últimos años un resurgimiento las ha puesto de nuevo en boga. Son cámaras  que te permiten imprimir fotos instantáneamente y también pueden darte satisfacción una vez que sabes cómo usarlas. No cuestan mucho, pero cada vez que los usas tienes que comprar un cartucho de película. Con los años, entonces, las fotos tienden a perder un poco su brillo si no sabes cuidarlas.

2. Características a tener en cuenta

Una vez que hayas descubierto qué tipo de cámara es la adecuada para ti, puedes seguir adelante y comprarla, pero no antes de que hayas mirado algunas de estas características: 

  • Megapixel;
  • El diafragma;
  • ISO;
  • Longitud focal;
  • Zoom.

2.1 Los megapíxeles 

De una cámara a menudo se publicitan en exceso y ciertamente se sobreestiman si se consideran como el único parámetro a observar (como en el caso de las modernas cámaras de los teléfonos inteligentes). Una cámara compacta con muchos megapíxeles pero lenta, por ejemplo, podría tener problemas para manejar archivos tan pesados. 

Cuanto más altos sean los megapíxeles, mayor será el rendimiento de las fotos, especialmente si quieres imprimirlas. Por supuesto, sólo los profesionales que trabajan la publicidad  imprimen imágenes de seis por tres metros, así que no te apegues demasiado a los megapíxeles. Digamos que, en general, ya  a partir de 16 megapíxeles puede considerarse una buena cámara.



2.2 El diafragma

Y su máxima apertura son a menudo subestimados, juegan un papel clave. Indican cuánta luz puede entrar al sensor y si se usan bien pueden darte fotos excepcionales. ¿Alguna vez has visto esas hermosas fotos donde el detalle en el primer plano está enfocado y todo el fondo tiene ese hermoso efecto borroso? Bueno, esa es la profundidad de campo, y el diafragma  de un lente es lo que lo determina.

2.3 La sensibilidad ISO

Te ayuda a trabajar con poca luz. Cuanto más alto es el ISO, más capaz es la cámara de trabajar en situaciones extremas. A menudo se utiliza en combinación con el diafragma y su hábil combinación te da una actuación realmente interesantes.

2.4 La distancia focal 

Es el "campo de visión" de la cámara. El punto focal es muy importante para lo que tienes que hacer. Si te gustan los paisajes, entonces querrás una distancia focal de menos de 35mm (la distancia focal se mide en milímetros), el gran ángulo, que tiene un amplio campo de visión. Una distancia focal de 50 mm es similar al campo de visión humano. Por último, si la distancia focal es superior a 70, es una "tele" y se utiliza para ampliar y capturar detalles.

Finalmente, tenemos el zoom. No todos los lentes tienen zoom, pero lo importante es que es un zoom focal: el zoom digital amplía las imágenes de forma poco natural, roza las fotos y te hace quedar mal.

Así que ahora sabes lo suficiente para orientarte en el mundo de la fotografía y empezar a comprar la cámara adecuada para ti!

2.5 Objetivo intercambiable o no?



Por encima de todo, una característica que diferencia las cámaras compactas de las cámaras sin espejo y las cámaras réflex: estas últimas permiten cambiar el objetivo.

Como pueden imaginar, esta es una ventaja significativa. Seguramente las compactas tienen un rango de zoom muy grande y versátil, pero los objetivos específicos (gran angular y teleobjetivo, por ejemplo) tienen una calidad óptica mucho mayor.

De hecho, el zoom electrónico de las cámaras compactas simplemente amplía la imagen captada por el sensor. Básicamente, es como recortar la imagen en un ordenador.

Si, por otro lado, usas un lente con una distancia focal más larga, el aumento será a través de las lentes del objetivo. Esto significa mayor calidad y nitidez.

2.6 Pantalla fija o abatible



A menudo, puntos de vista inusuales (por ejemplo, desde el suelo) hacen que las fotos sean realmente interesantes. En realidad, son puntos de vista que dificultan la observación a través del visor.

Por esta razón, una pantalla giratoria o inclinable puede hacer mucho más fácil y agradable la búsqueda de los mejores puntos de vista para tus fotos.

Esto puede ser una característica muy importante si, por ejemplo, planeas hacer videos además de fotos.

Normalmente las cámaras compactas no tienen esta característica (porque inevitablemente aumentaría su tamaño). La pantalla giratoria, por otro lado, está presente en un buen número de cámaras sin espejo y SLR.

2.7 El tamaño de la cámara 



¿Pequeño, mediano o grande? No te hablo de cervezas, sino del tamaño físico de la cámara.

Cuando miras las cámaras en los estantes te darás cuenta de que a medida que sube el precio, el peso y el tamaño general del cuerpo de la cámara suele aumentar también.

Una cámara SLR nunca será tan de bolsillo como una compacta, por supuesto. Una cámara SLR contiene una serie de espejos en su interior, que se usan para darte, a través del visor, la imagen que realmente estás mirando.

Las cámaras compactas, por otro lado, normalmente no tienen un visor y sólo te permiten encuadrar a través de una pantalla.

Las cámaras sin espejo suelen estar equipadas con un visor electrónico. Básicamente, es como si hubiera una pequeña pantalla en el visor.

Estas soluciones permiten un tamaño mucho más pequeño que un reflex. Si planeas utilizar tu cámara en condiciones en las que el peso ligero es esencial (por ejemplo, en tus viajes) es mejor que no descuides este aspecto.

Además, las cámaras más voluminosas también son más llamativas. Si tienes la intención de practicar un género de fotografía en el que necesitas "robar" tomas sin que nadie se dé cuenta, como la fotografía callejera, entonces es mejor tener una cámara más pequeña.

Si, por el contrario, te gusta fotografiar paisajes, la nitidez que puede darte el sensor de una cámara réflex o sin espejo es definitivamente preferible.

3. ¿Cuánto dinero puedes gastar en tu cámara?




Todos tenemos sueños, pero a menudo chocan irremediablemente con la dura realidad de nuestras vidas. Traducido: hermosa esa cámara de mil  euros, pero, ¿realmente puedes permitírtelo?

Así que es esencial decidir el presupuesto que asignará para la compra de tu nueva cámara.

Los precios de las cámaras se dividen aproximadamente en tres rangos de precios:

menos de 500 euros para cámaras SLR compactas avanzadas, sin espejo y de nivel básico;
entre 500 y 1000 euros para las cámaras sin espejo y DSLR avanzadas;
más de 1000 euros para los profesionales sin espejo y DSLR.
Una vez que haya decidido el presupuesto para tu nueva compra, es mejor no cambiar más de opinión. 
¿Por qué? Porque conozco muy bien la situación. Estarás tentado de salirte de la línea, y ese es el primer gran error que puedes cometer.

Muchas veces no tienes que gastar más de 1000 euros en una cámara, especialmente si eres un aficionado.

El riesgo es comprar algo "sobredimensionado" para tus necesidades. Puede que acabes con una cámara mucho más compleja de lo que imaginabas. La consecuencia será volver a meterla en su caja  después de los primeros intentos (fallidos) de hacerla funcionar.

O simplemente puedes perder tu pasión por la fotografía. Las pasiones van y vienen, así que es mejor empezar con una inversión más pequeña y fácil de usar.

Conclusión
Como ves he tratado de realizar toda una panorámica de los aspectos a tener en cuenta antes de apresurarte a comprar una cámara de fotos. Si tienes alguna otra sugerencia no dudes en contarme, una los comentarios para eso. 

No hay comentarios

Publicar un comentario

Los datos de tus comentarios están seguros
Responsable: Dania Beatriz Fotografías
Finalidad: Moderar comentarios
Legitimación: Das tu consentimiento
Destinatario: Plataforma de blogger.
Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos.