Cómo Fotografiar Rayos y Tormentas eléctricas

Cómo fotografiar rayos: equipo, objetivos, lugares, técnicas y ajustes - la guía definitiva

Uno de los fenómenos naturales más impresionantes son los relámpagos. Tanto para los aficionados a la fotografía como para los fotógrafos profesionales, captarlos es un reto único, y hacer tomas satisfactorias requiere preparación y planificación. 

En la siguiente guía encontrarás todas las respuestas a la pregunta "¿cómo fotografiar relámpagos?", el equipo necesario, cómo encontrar localizaciones, ajustes y los secretos para conseguir tomas extraordinarias 

Impredecible e incontrolable, el rayo es la máxima expresión del poder de la Madre Naturaleza. Captar esa energía es un reto compartido por muchos fotógrafos aficionados y profesionales, y lograr imágenes acertadas, además de peligrosas, no es tan fácil.

Si a ti también te fascinan las tormentas y las descargas eléctricas, aquí tienes la guía definitiva para hacer fantásticas fotografías de rayos: equipo, localización, técnicas de composición, edición y algunos ejemplos de imágenes impresionantes.

Antes de empezar, sin embargo, hay que hacer una premisa: el rayo es uno de los fenómenos atmosféricos más peligrosos, que se cobra unas 2.000 vidas al año. 

Quienes decidan probar suerte fotografiándolos deben hacerlo a conciencia, tomando las precauciones necesarias para operar con seguridad, ante todo a una distancia de al menos 15-20 metros de árboles, agua y edificios especialmente altos.

Una vez advertidos de los peligros de fotografiar rayos, pasemos a la parte emocionante.

Lo que necesitas para fotografiar los rayos o tormentas eléctricas 

Equipo:

Para conseguir imágenes de calidad, es necesario contar con un equipo a la altura de las circunstancias. Echemos un vistazo a lo que no debe faltar en el kit de un fotógrafo que vaya a capturar rayos.

Cámara: 

una DSLR o sin espejo es sin duda la mejor elección. Un factor importante es la presencia de controles manuales para dominar todos los parámetros de disparo, algo de lo que suele carecer una cámara compacta. 

Además, las cámaras réflex y sin espejo tienen objetivos intercambiables, lo que permite juzgar cuál es el mejor objetivo. Un ejemplo de cámara adecuada es la Nikon D7500, potente y no excesivamente cara.

Objetivo: 

No existe un objetivo específico para fotografiar relámpagos, depende mucho de la composición. A menudo se prefiere utilizar un objetivo gran angular, que permite incluir más elementos en el encuadre, como el Sigma 10-20 f/3,5 (montura Nikon). Como alternativa, también puedes utilizar un teleobjetivo, que es más versátil en términos de distancia focal. Un ejemplo es el Canon EF 24-105mm f/3.5-5.6 IS STM);

Trípode: 

al igual que para fotografiar las estrellas o la luna, un trípode de calidad es esencial para los rayos. La cámara debe colocarse de la forma más estable posible y un trípode resistente ayudará a reducir las vibraciones. Un ejemplo de buen trípode con un precio asequible es el trípode Manfrotto MKCOMPACTACN-BK;

Mando a distancia 

Para disparar a distancia: una valiosa ayuda para reducir aún más las vibraciones y aumentar los tiempos de disparo más allá de los 30 segundos del modo Bulb de la cámara es el mando a distancia. Hay muchos en el mercado, el gasto es muy pequeño y recomendamos la inversión. Un ejemplo es el Nikon MC-DC2.

Localización: dónde, cómo y cuándo es mejor fotografiar los rayos

Los rayos pueden fotografiarse a cualquier hora del día o de la noche. Obviamente, las imágenes resultantes serán muy diferentes en cuanto a luz, colores, etc., por lo que recomendamos encarecidamente experimentar y probar a disparar a distintas horas.

Al fotografiar rayos durante el día, en lugar de por la noche, deberá tener en cuenta que los tiempos de exposición tendrán que ser más cortos, ya que de lo contrario entrará demasiada luz y la foto quedará sobreexpuesta. 

Te recomendamos que utilices un diafragma lo más cerrado posible (f/16) y un filtro ND, para poder aumentar la velocidad de obturación y tener más posibilidades de que la foto salga bien. En este caso, la sincronización es aún más difícil.

Al tratarse de un fenómeno repentino, conviene consultar la previsión meteorológica y hacerse con aplicaciones como My Lightning Tracker & Alerts, que permite ver la actividad de los rayos en tiempo real.

El verano es la estación favorita de los cazadores de tormentas porque el fenómeno de las descargas eléctricas se produce con más frecuencia. Lo ideal es fotografiar los relámpagos poco antes de que empiece a llover para evitar que se moje el equipo. Por razones de seguridad, siempre es mejor buscar refugio: un toldo, el interior de un coche o un edificio.

Hay que recordar siempre que los rayos son peligrosos y no hay que subestimarlos, por lo que siempre es mejor mantener una cierta distancia. Por último, se recomienda evitar los lugares excesivamente iluminados: las luces y farolas podrían comprometer el resultado final.

Ajustes: los ajustes correctos para obtener fotografías de calidad

Veamos cómo fotografiar relámpagos utilizando los ajustes manuales de la cámara. He aquí algunas pautas generales.

Modo de disparo: 

Como ya hemos mencionado, debes poner la cámara en modo Manual para poder controlar los ajustes de forma independiente;

ISO: 

La sensibilidad ISO debe mantenerse baja. El valor básico de la cámara (ISO 100) suele estar bien;

Apertura:

 el valor de apertura es bastante variable, dependiendo de las condiciones meteorológicas y de la técnica con la que dispares. En general, se utilizan diafragmas medios (entre f/5 y f/8), pero no dude en experimentar;

Velocidad/tiempos de exposición: 

Existen diferentes técnicas de disparo con distintos ajustes. Una de las más populares es el tiempo de exposición prolongado. 

Dado que los rayos son instantáneos e impredecibles, la técnica consiste en mantener el obturador abierto todo lo posible con el disparador remoto (o utilizando el modo Bulb) y, cuando se produce la descarga, cerrarlo inmediatamente. No hay ninguna regla y los tiempos pueden variar de 2 a más de 30 segundos;

Enfoque: 

lo ideal es utilizar el enfoque manual y ajustar el enfoque a infinito para asegurarse de que todo lo que esté más allá de una cierta distancia esté enfocado.

La composición: la importancia del contexto

El aspecto compositivo también es crucial para crear fotos impactantes. Es cierto que los relámpagos se producen en el cielo, pero si te fijas, las mejores fotos que hayas visto probablemente incluían otros elementos de interés: una montaña, el mar, árboles o edificios. 

Por eso es importante estudiar el encuadre para captar otros objetos que puedan dar una idea de la magnitud de la tormenta en curso.

Los paisajes naturales o las masas de agua dominadas por nubes majestuosas son sin duda los escenarios más emocionantes. 

El horizonte nocturno de una ciudad o una carretera solitaria a través del campo también son localizaciones fascinantes. 

El consejo que podemos darle es que se prepare observando las obras de otros y analizando otras técnicas de composición. Después: inténtalo, inténtalo, inténtalo.

Postproducción: trucos y consejos para mejorar los resultados

Lo primero que hay que tener en cuenta es disparar en Raw. Sólo utilizando este formato puedes estar seguro de que puedes intervenir libremente durante la edición sin afectar negativamente a la calidad de la imagen.

Si disparas en Jpeg, no obtendrás el mismo rendimiento, así que es mejor evitarlo e ir sobre seguro confiando en Raw. En general, todas las tomas que salen de la cámara necesitan algún ajuste. 

En el caso de la fotografía de rayos, puede ser conveniente ajustar algunos parámetros básicos como la exposición, el balance de blancos y la temperatura de color.

Además, si hemos tomado varias imágenes con diferentes exposiciones, es posible combinarlas en Photoshop en pocos pasos, dando como resultado una única fotografía con todos los elementos correctamente expuestos. Para ver el procedimiento paso a paso, te remitimos al siguiente tutorial: postproducción de rayos.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Los datos de tus comentarios están seguros
Responsable: Dania Beatriz Fotografías
Finalidad: Moderar comentarios
Legitimación: Das tu consentimiento
Destinatario: Plataforma de blogger.
Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos.