Mejores Flashes para Cámaras Sony - Guía de compra.


flash-neewer-para-sony


Hace unos 4 o 5 años cuando compré mi primera cámara Sony, me fue super difícil encontrar accesorios para ella, pero en la actualidad esto ha cambiado notablemente. 

Con el lanzamiento de la cámara  A7R III primero y luego la A7 III, Sony se ha labrado definitivamente su lugar entre los principales fabricantes de equipos fotográficos, haciendo temblar incluso a los históricos "gigantes" Nikon y Canon, gracias a las innovadoras tecnologías, el rendimiento de alto nivel e incluso los precios a la par de los competidores (a veces más bajos). 

Al mismo tiempo, también el llamado "ecosistema" se está desarrollando con la misma rapidez con el lanzamiento de muchos objetivos, accesorios y, precisamente, unidades de flash: todos esos componentes fundamentales que permiten explotar realmente el potencial de tu cámara sony

He decidido crear este post donde te muestro ...

Cuáles son los mejores flashes para cámaras Sony

Comienzo evaluando los mejores flashes para Sony (en este caso flashes de zapata) por una simple razón: con toda probabilidad, conseguir un "speedlite" será una de las primeras necesidades que sentiremos una vez que decidimos implementar el flash en nuestro trabajo fotográfico. 

1. Neewer - NW 620 

OPINIONES-flash-para-sony-a7
Ya hemos hablado de la marca Neewer en varios artículos, ya que junto con Godox es uno de los fabricantes más activos de equipos de cámara baratos en el mercado online y no es una excepción en cuanto a los flashes se refiere.

El modelo más barato que recomiendo es el NW-620, un equipo con un precio asequible para todos y con prestaciones adecuadas para usos más avanzados, aunque está expresamente dedicada a quienes están dando sus primeros pasos en la fotografía con luz artificial: en cuanto a la potencia, el número de guía es 58 (ISO 100, 180mm), una salida respetable incluso comparada con la de modelos mucho más caros.

El rango de ajuste de potencia va de 1/1 a 1/128, en 22 pasos de 0,3EV cada uno. Aquí también estamos a niveles similares a los de las unidades más caras.
 La duración mínima es de   1/20000 (medida en T.05) debe ser subestimada, ya que es potencialmente suficiente para dar los primeros pasos incluso en la fotografía de alta velocidad, de la que hablamos en futuros artículos. 

También está la función de zoom, de 18 a 180 mm, exclusivamente en modo manual.

El cabezal de la unidad también es capaz de rotar 180° horizontalmente, y 90° verticalmente.

En cuanto a las funciones de "software", el NW-620 está equipado con el modo esclavo M/MULTI/S1/S2. Las funciones TTL y HSS no están presentes en su lugar, por lo que tendremos que evaluar la necesidad de estas funciones automáticas de acuerdo con los hábitos y las capacidades fotográficas de cada uno.

El tiempo de recarga declarado por la casa es de 2,9 segundos a máxima potencia, un tiempo respetable para un flash GN 58. Sin embargo, ten cuidado con el consumo de las baterías. 


2. Neewer Nw-630 

La-Opción-más-Barata-para-flash-para-sony a7

El segundo modelo que he elegido es el sucesor del anterior, el Neewer NW-630.

En cuanto a las características de este flash, el número de guía es 58 (ISO 100, 180mm), exactamente como el modelo anterior, por lo que una salida muy respetable que puede permitirnos iluminar incluíuso pequeños grupos de personas o sujetos más alejados.

El rango de ajuste es siempre de 1/1 a 1/128, en incrementos de 0,3EV. Sin embargo, encontramos una duración mínima similar a la del NW-620, igual a 1/20000 (medida en t.05).

Comparado con su " antecesor", el NW-630 gana 7° en la rotación vertical del cabezal, igual a 97° en la vertical y 180° en la horizontal. Aunque se trata de un pequeño aumento, significa que podemos dirigir el rayo de luz incluso ligeramente hacia atrás, por ejemplo cuando queremos hacer rebotar la luz en un reflector detrás de nosotros y luego hacia el sujeto.

El zoom también respeta los valores del modelo anterior, de 18 a 180 mm y ajustable manualmente. El tiempo de recarga, por otro lado, ha disminuido ligeramente, de 2,9 a 2,3s.
Lo mismo, además, podemos decir de los modos esclavos M/MULTI/S1/S2, con la agregación del soporte a los modos TTL y HSS.

La interesante noticia es que en el nuevo modelo encontramos tanto la función HSS como la TTL, compatible con todos los últimos modelos de cámaras Sony, incluyendo A7R III, A7R III, A7R II, A7S. 

También en este modelo encontramos asistencia de enfoque automático, compensación de exposición y modo de disparo múltiple.


3. Godox TT685S TTL 

flash-para-sony-a7-que-Recomendamos

Pienso que los modelos Godox  en especial el TT685S, es el que uso, es una unidad ligeramente más cara que las anteriores pero aún en el rango económico, sobre todo si consideramos todas las características que la conocida empresa china ha incluido en este modelo y que hacen del TT685S uno de los flash semiprofesionales más baratos del mercado.

Comienzo como siempre a partir del número guía, igual a 60 y con el rango de ajuste, que va de 1/1 a 1/128 en incrementos de 0,3EV, con un tiempo de recarga igual a 2,6s en el nivel de salida máximo. La duración mínima, además, es de 1/20000 (t.05).

El zoom, hecho manualmente, va de 20mm a 200mm.

También encontramos el modo esclavo M/MULTI/S1/S2 y la compatibilidad HSS y TTL para Sony y la asistencia del enfoque automático.

En comparación con las unidades anteriores, el TT685S también viene con una serie de características adicionales que pueden justificar el costo ligeramente más alto. Comencemos con la cabeza, que puede rotar 97° verticalmente, como las unidades anteriores, pero 360° horizontalmente, lo que nos da una serie de posiciones adicionales para que nuestra fuente de luz no sea subestimada. También está equipado con una lengüeta extraíble.

A través del panel LCD también puede gestionar fácilmente hasta 32 canales, utilizando la unidad en modo maestro (es decir, como control remoto de otros flashes) a través de la radio.

Entre los aspectos con los que no quedé completamente satisfecha, debo mencionar un viñeteado bastante visible en los zooms más amplios, y algunas limitaciones de la pantalla LCD, en primer lugar la falta de indicador del nivel de la batería. 

Pero debo decir que esto también se resuelve fácilmente usando zooms ligeramente más grandes que nuestro campo de visión en el primer caso y para el segundo, simplemente consiguiendo un montón de baterías. Estos son aspectos a considerar con seguridad.

Si además consideramos la buena calidad de construcción y la fiabilidad, dos aspectos en los que muy a menudo vemos grandes diferencias entre los modelos baratos y los profesionales, sólo podemos considerar al TT685S como el mejor entre los flash baratos para Sony.


4.  GodoxTT350S



Los-5-mejores-flashes-para-Sony

El segundo modelo de Godox que estamos tratando se diferencia de su predecesor en que es compacto y de tamaño pequeño, por lo que se centra en la facilidad de transporte y uso. Aunque tiene la mayoría de las características fundamentales de un flash, con el TT350S tendremos que renunciar a algo de potencia y a la función de auto-TTL en modo esclavo, que aún no es totalmente compatible con el A7R III y el A7 III.

El número de guía es igual a GN 36 (ISO 100, 105mm), con salida ajustable de 1/1 a 1/128 en incrementos de 0,3EV, menos potente que la anterior pero aún así con suficiente salida para disparar incluso con luz ambiental. A máxima potencia, la unidad se recarga en unos 2,2s, a mínima 0,1. La duración mínima del flash es también 1/20000.

También señalamos que el zoom, que va de 24 a 105 mm, está equipado con un ajuste automático según la longitud del objetivo y el cuerpo de la cámara, como se ha explicado anteriormente.

Esta pequeña unidad también está equipada con HSS y TTL compatible con los modelos de Sony, con la excepción de TTL en modo esclavo. Cuando se usa en el modo maestro, el TT350S nos permite controlar 16 canales hasta un rango de 30mt, a través de la pantalla LCD.

La rotación de la cabeza va de 97° verticalmente a 270° horizontalmente y está equipada con una lengüeta desmontable.


5. Godox V350 s


flash-compatibles-con-camaras-sony

También te menciono al sucesor directo del modelo anterior, el V350S. Las características básicas son bastante similares a las del TT350S: GN36 (ISO 100, 105mm), rango de potencia ajustable de 1/1 a 1/128 en pasos de 0,3EV y una vida mínima del flash de 1/20000.
La evolución más relevante está en cambio en la alimentación: el V350S está de hecho equipado con una batería de litio recargable que garantizará más del doble de disparos (a máxima potencia) que el modelo anterior, de unos 200 a 500.

También encontramos compatibilidad total de TTL y HSS, junto con la compensación de exposición y el modo multiflash.

El precio es más alto que el de su sucesor, unos 150 euros y se justifica sobre todo por el rendimiento de la nueva batería. Así que si esto último es un aspecto fundamental para sus necesidades, puede ser conveniente comprar el nuevo modelo, de lo contrario sugiero elegir de nuevo el TT350S, dado el rendimiento bastante similar y el menor costo.


6. Godox V860IIS

comprar-flash-para-camaras-sony


El modelo que más destaca entre la oferta de alta gama de la empresa china es el V860IIS, una unidad lo suficientemente potente como para iluminar sujetos más lejanos, el GN es de hecho 60 (ISO 100, 105mm), con un rango de ajuste de salida de 8 fstop, de 1/1 a 1/128 en pasos de 0,3EV y una duración mínima de 1/20000.

Gracias a las nuevas baterías de litio que Godox introduce en sus últimos modelos, no sólo tendremos tiempos de carga más rápidos (1,5s a máxima potencia), sino sobre todo un número considerablemente mayor de destellos por carga: ¡hasta 650 a máxima potencia!

El V860IIS también se distingue por su capacidad de "ráfaga", es decir, el máximo número de destellos que la unidad puede emitir consecutivamente. Piense que a 1/4 de la potencia puede emitir hasta 100 destellos a razón de 2 destellos por segundo, y 30 destellos secuenciales al máximo nivel de salida.
Si queremos aprovechar al máximo las capacidades de multidisparo de modelos de cámara como el A7R III o el A7 III, este último se convierte en una característica clave, especialmente para aquellos que a menudo tienen que tratar con sujetos en movimiento como los fotógrafos deportivos .

Entre las peculiaridades también encontramos un radiotransmisor inalámbrico incorporado de 2,4Ghz con el que se puede controlar el flash a distancia, y otras unidades en modo maestro, incluyendo los modelos de Sony.

En cuanto a las demás características "fundamentales", el V860IIS respeta prácticamente todos los cánones de una unidad de alto nivel: el cabezal es capaz de girar 360° horizontalmente y 97° verticalmente (por lo tanto -7° hacia atrás), el zoom va de 20 a 200mm con la posibilidad de ajuste automático, hay modos Master/S1/S2 y multiflash, está equipado con una pantalla LCD visible incluso con fuerte luz ambiental y la interfaz es simple y rápida de adivinar.

El modelo también ofrece una compatibilidad total con el HSS y el TTL de los últimos modelos de Sony, incluyendo la  A7R III y la A7 III, incluso cuando se utiliza en modo esclavo.


7. Sony HVL-F60 RM

sony-a6000-flash-externo


Con el último modelo de la clasificación, el Sony HVL-F60RM, doy un salto considerable hacia una gama de precios más alta que en principio puede parecer injustificada, teniendo en cuenta que ya hemos visto unidades de flash que satisfacen todas las necesidades fundamentales  los fotógrafos.

En cuanto a las características básicas, la salida del flash es GN60 (ISO 100, 105mm), ajustable en 22 pasos de 0,3 fstop cada uno. El rango de zoom es de 20 a 200mm, con ajuste automático que detecta el objetivo y el tamaño del sensor utilizado.

Ya en la cabeza, en cambio, encontramos las primeras diferencias sustanciales con respecto a los modelos anteriores: la rotación vertical es considerablemente mayor, e igual a 150°, lo que significa la posibilidad de dirigir el flash (casi) completamente hacia atrás.

Por si fuera poco, la pantalla LCD y los controles giran junto con el cabezal del flash, para que puedas ajustar los ajustes cómodamente en cualquier posición (ten cuidado, es otra de esas comodidades que una vez que te acostumbras, ya no podrás prescindir de ella).

El potencial de la cabeza también se extiende perfectamente por la calidad del haz de luz producido por la unidad: circular y con suaves gradientes: esto significa la misma calidad de luz (por lo tanto, forma y sombra) independientemente de la posición y dirección de la cabeza.

En lo que respecta a las funciones de nivel de software, la unidad es totalmente compatible con los sistemas HSS y TLL de Sony por radio, infrarrojos e inalámbricos, tanto en modo maestro como esclavo. El aparato de flash también está equipado con un avanzado sistema de medición de la exposición que, en esencia, garantiza una lectura correcta incluso en situaciones más difíciles, como en el caso de objetos reflectantes o sujetos en condiciones de poca iluminación.

La unidad también puede funcionar como control remoto de otros flashes: el HVL-F60RM puede controlar hasta 3 unidades más sin necesidad de disparadores adicionales, en este caso la conexión se realiza por radio o infrarrojos.

Sony también ha incluido otra "joya" dedicada a los que, además de la fotografía, son apasionados del vídeo: un LED de potencia de 400lux integrado, básicamente una luz continua dentro de un flash. 

El mismo nivel de calidad también se puede encontrar en la calidad de la construcción: la unidad está de hecho construida para ser resistente al polvo y a la humedad.


Cómo elegir el mejor flash para tu cámara Sony en base a tus necesidades y características

Las características principales de un flash para Sony no son particularmente diferentes de las que son válidas para cualquier fabricante de cámaras. Desde 2012 la zapata de este tipo de flash es de modelo universal. A lo que hay que prestar atención, en términos de funcionalidad, es más bien a la compatibilidad para las funciones TTL y HSS.
Veamos las características más importantes a las que hay que prestar atención cuando se compra un flash.

FLASHES-ESPECÍFICOS-PARA-CÁMARAS

La potencia y el número guía

La "potencia" de un flash se mide con un indicador que encontraremos escrito como "NG". Es un indicador que tiene en cuenta las propiedades naturales de la luz para el que la intensidad de la luz disminuye con la distancia de la propia fuente de luz (en proporción exponencial), por lo que es relativa a la distancia entre el flash y el sujeto y la apertura. Normalmente, usamos una distancia de 10′ (unos 3 metros) a ISO 100 y así es como los encontraremos en las especificaciones de los distintos modelos de flash.

Pero cuidado con la otra cara de la moneda: ¡potencia mínima (o mejor dicho, duración)! De hecho, habrá numerosas ocasiones en las que sentiremos la necesidad de ajustar el flash a "potencias" muy bajas, por ejemplo, para combinarlo con la luz natural, para rellenar las sombras o para utilizar aperturas de diafragma muy amplias.

La potencia mínima de un flash también está directamente relacionada con la duración del flash de luz, otra característica muy impactante en la fotografía de sujetos en movimiento rápido. Veremos todas las ventajas de un flash muy "rápido" con más detalle a medida que continuemos con el artículo.

En cuanto a cuál es la mejor opción, es más que obvio que un flash más potente puede ser más versátil, pero también será en promedio más caro y/o más grande. Como siempre, necesitas evaluar tus hábitos fotográficos y tu presupuesto para obtener la mejor relación rendimiento/precio.


Regulación de la potencia

Además de la potencia mínima y máxima, también es importante considerar el grado de precisión con el que podemos ajustar los niveles de salida de un flash: esto es lo que encontraremos indicado como "incrementos de fstop" o rango de ajuste de potencia.
Un flash que nos permite ajustar los incrementos de potencia de 0,1fstop, por ejemplo, ofrecerá más control que una unidad que nos permite aumentar o disminuir la potencia en 0,5fstop.

Encontraremos el rango de ajuste de potencia en EV, es decir, el valor de exposición, o en pasos, como 1/1 - 1/128, lo que significa una potencia mínima de 1/128.

 La duración

Aclaremos rápidamente un elemento fundamental para entender: cuando aumentamos la potencia de un flash, no estamos realmente aumentando la cantidad de luz emitida (al mismo tiempo), sino la duración del mismo. Así es exactamente como funciona la gran mayoría de los llamados speedlites: aumentar la potencia no significa nada más que aumentar la duración, y viceversa, reducir la potencia significa simplemente reducir la duración del flash. Este concepto es fundamental para comprender la estrecha relación entre la duración del flash y la potencia.

Los tiempos de destello a alta potencia no son tan incisivos en la elección y uso de un flash, el mínimo puede ser una característica decisiva, de forma bastante variable según el género fotográfico del que se trate o las técnicas que se pretendan utilizar.

En la fotografía de productos, por ejemplo, es frecuente embellecer las imágenes por "congelación", es decir, congelar, líquidos o polvos en movimiento rápido. Es fundamental utilizar velocidades muy bajas, como 1/8000, 1/10000, 1/20000.

Si en cambio la necesidad es capturar sujetos en movimiento por así decirlo "natural", como personas bailando o saltando, no será necesario tener duraciones mínimas tan bajas, por el contrario a menudo es suficiente para poder alcanzar velocidades que van de 1/200 a 1/1000 (aproximadamente), esto por lo que se refiere únicamente a la velocidad de movimiento del sujeto.

La importancia de la duración mínima del flash también es evidente en otra situación bastante recurrente: cuando se pretende utilizar el flash a potencias muy bajas (y por lo tanto, como hemos visto, a velocidades de flash muy altas). En este caso nos encontraremos con dos requisitos diferentes: una duración del flash inferior a 1/250 (aproximadamente) pero también un cuerpo de cámara capaz de sincronizarse con el flash a estas velocidades. Esto es lo que se llama "Sincronización de alta velocidad", que se sintetiza en el acrónimo HSS.


HSS o High Speed Sync

¿Qué pasa "entre bastidores" cuando tomamos una foto con un flash?
  • La cámara transmite la señal al flash
  • El obturador, o más bien las dos cortinas que permiten que la luz entre y llegue al sensor se abren, una hacia arriba y la otra hacia abajo.
  • Mientras tanto, el flash emite el destello de luz. 
  • Las cortinas se cierran y la luz del momento en que se abren se imprime en el sensor.

El "problema" surge cuando encontramos que la mayoría  de las cámaras no son capaces de abrir las persianas a la misma velocidad que los flashes. Para ser precisos, los cuerpos no equipados con HSS suelen alcanzar velocidades de sincronización mínimas de 1/250. Más allá de ese umbral, las persianas no podrán abrirse completamente en el tiempo del flash, devolviendo bandas oscuras en la parte superior e inferior de la imagen.

La necesidad de la función de HSS está obviamente ligada a las fotografías tomadas en ambientes de muy alto brillo junto con aperturas bastante grandes, como la fotografía de retratos al aire libre y, como ya se ha mencionado, en presencia de una luz natural fuerte.

Tomemos un ejemplo práctico: supongamos que tenemos que hacer un retrato durante un sol de mediodía en verano, iluminando al sujeto con un flash. Por supuesto, dado el género, es probable que hagamos la foto  a aperturas bastante grandes, digamos F/2: en este caso, para obtener una exposición correcta (basada en un típico sol de verano ), tendremos que usar velocidades de obturación entre 1/2000 y 1/5000, considerando los valores ISO ya establecidos como mínimos. De la misma manera, también el flash debe ser igualmente rápido, o capturaremos sólo una parte de nuestra imagen.

El HSS también es fundamental en otra situación en la que es deseable utilizar velocidades de obturación muy bajas: cuando se desea tomar una fotografía perfectamente enfocada (en esencia, no movida) de un sujeto en movimiento y en entornos no controlados (a diferencia de la fotografía de alta velocidad, ya mencionada, que se toma casi exclusivamente en el estudio y, por lo tanto, en entornos controlados).

La fotografía de eventos deportivos es un claro ejemplo de este último concepto: tenemos sujetos en movimiento, iluminación artificial (nuestro flash) junto con fuentes de luz no controladas. Si en este caso la duración del flash fuera mucho más rápida que la del obturador, se correría el riesgo de impresionar en el sensor también la luz ambiente que, al iluminar el sujeto en movimiento durante "demasiado tiempo", devolvería una imagen borrosa.

 El TTL 

Después haber conocido   el concepto de HSS, pasemos a otra característica muy sencilla de entender, el TTL. El acrónimo significa "a través de la lente (medición)", que traducido aproximadamente significa "medición de la exposición a través de la lente".
Lo que hace el TTL es precisamente evaluar la cantidad de luz presente en la escena para establecer automáticamente la exposición correcta, o en el caso de un flash para establecer la cantidad de luz necesaria para una exposición correcta, la apertura elegida y los datos ISO.
La medición se hace a través de la lente, de la misma manera que el medidor de exposición del cuerpo de la cámara, por lo tanto "a través de la lente".

La función TTL puede utilizarse tanto con el flash de la cámara como con el de fuera de ella, mediante el uso de disparadores equipados con esta posibilidad o, en los modelos más avanzados, también por vía inalámbrica.

flash-Sony-HLV-F60RM

Ángulos de rotación

Además de la potencia, la versatilidad de un flash de zapata también está directamente influenciada por las posibilidades de dirigir el rayo de luz. Esto es precisamente lo que nos permite utilizar las diversas técnicas de iluminación descritas anteriormente, que de otra manera son muy difíciles de lograr incluso utilizando el flash fuera de la cámara y casi imposibles cuando el flash está en cambio instalado en el cuerpo de la cámara.

La direccionalidad de un flash se mide por la combinación de los ángulos de rotación horizontal y vertical, expresados obviamente en grados (°). Para explicar mejor el concepto con ejemplos prácticos, tomemos uno de los modelos más populares: el Sony hvl-f43M. Como muchos modelos de Sony, puede rotar 180° horizontalmente (90° + 90°) y 150° verticalmente, para un total de 330° de direcciones posibles.

Hablando de flashes de marca también aprovechamos para mencionar otra útil característica: en los modelos de Sony tanto el panel LCD como los botones giran junto con el cabezal, lo que nos permite controlar fácilmente el flash sea cual sea su inclinación.

Tiempo de reciclado

Cuando se evalúa un flash para cámaras Sony. También es necesario tener en cuenta el número de flashes que puede emitir en un período de tiempo determinado (normalmente 1 segundo). De hecho, las cámaras Sony de fabricación moderna, pueden disparar hasta 10 imágenes por segundo y necesitan una unidad de flash que pueda mantener estas prestaciones de alto nivel. De hecho, no es tanto la duración del flash lo que influye en el número de destellos que puede hacer en un segundo, sino su tiempo de recarga.

El tiempo que tarda un flash en recargarse depende de dos factores: la potencia a la que se ajusta y el rendimiento intrínseco de la propia unidad. Los modelos marcados con el nombre de Sony, por ejemplo, varían desde tiempos de carga de 0,1s en la salida mínima hasta 5s en la máxima potencia.

El zoom

nuevos-flashes-Godox

El zoom es una característica de los flashes que está directamente relacionada con la longitud de la lente que estamos usando. Más precisamente, el zoom está ligado al llamado "campo de visión", que como sabemos depende de la longitud de la lente y el tamaño del sensor.

El concepto es muy sencillo de asimilar con ejemplos prácticos. Supongamos que estamos usando un lente de 85 mm en un cuerpo full frame: el campo de visión será de unos 23° horizontales y 16° verticales. Todo lo que quede fuera obviamente no será parte de la fotografía tomada, estando literalmente fuera del marco. Entonces, ¿cuál sería el punto de iluminar artificialmente todo lo que está fuera del campo de visión?

En estos casos es la función de zoom la que resuelve el problema, permitiéndonos establecer el ancho del ángulo del haz emitido, medido en mm (como en las lentes: 50mm, 70mm, etc.).

En cambio, para la fotografía de estudio y de naturaleza muerta, el zoom nos permitirá tener más control sobre la dirección y la difusión de la luz, como en los casos en que utilizaremos el flash para crear un gradiente circular en un fondo o difusor.

También hay que mencionar que en los modelos más profesionales, como los de marca Sony, se puede encontrar el ajuste automático del zoom que ajustará el correcto en función de la longitud de la lente y el tamaño del sensor.

 Asistente de enfoque 

Muchos modelos de flash de mano también tienen una función que puede ayudar al cuerpo de la cámara a enfocar con poca luz. Al proyectar una cuadrícula sobre el sujeto, un flash puede crear las condiciones ideales para los sistemas de enfoque automatico y así evitar complicaciones como la búsqueda del enfoque, el autoenfoque lento o incluso las imágenes desenfocadas.

Hay que decir, sin embargo, que la necesidad de asistencia de enfoque depende en gran medida de la calidad del cuerpo de cámara y del sistema de enfoque de las lentes. Los nuevos cuerpos modelos de cámaras Sony, tienen una capacidad de enfoque muy alta incluso en las peores situaciones, lo que hace que la asistencia de autoenfoque sea menos indispensable.

El consumo de batería

Secundario a los anteriores, pero todavía es útil considerar el consumo de la batería de un flash. Los modelos más potentes, cuando se usan a niveles de salida más altos, pueden literalmente comerse las pilas alcalinas normales incluso en una hora de disparos. En mi opinión no es una característica que deba influir en la elección del mejor modelo de flash para nuestras necesidades, sino que debe tenerse en cuenta cuando tenemos que fotografiar durante varias horas al aire libre. ¡Prepárate para llevar varias pilas en tu mochila !


Opciones de control remoto. Modo esclavo

Los-mejores-flashes-para-cámaras-de-fotos

Cuando utilizamos un flash fuera de la cámara, por lo que no está instalado en la zapata de la misma, es obviamente necesario poder controlar la unidad con diferentes soluciones. Los más comunes son los llamados "disparadores" o controles remotos, que "conectan" de forma inalámbrica el cuerpo de la cámara al flash y también nos permiten explotar tanto el TTL como el HSS, cuando están presentes.

Si no tenemos disparadores (o un número suficiente para los flashes que usamos) hay otra forma de disparar un flash fuera de la cámara: los modos esclavos, y más precisamente los esclavos "ópticos". Básicamente, gracias a los sensores sensibles a la luz instalados en el cuerpo, el flash es capaz de dispararse cuando detecta el destello de otro flash. Recordemos, sin embargo, que el esclavo óptico no permite explotar el HSS y el TTL.

En los modelos más avanzados, como ya se ha mencionado, también existe la posibilidad de controlar las unidades a través de la tecnología inalámbrica: muy conveniente, pero todavía reservada para cuerpos de cámara y unidades de flash de nivel superior y no indispensable para todo el mundo.

El poder del flash. Por qué todos los fotógrafos debemos tener uno?

El flash de mano es un accesorio que tiene un gran impacto en nuestra carrera fotográfica.

De hecho, un flash no es sólo una herramienta que nos permite iluminar sujetos en condiciones de poca luz, sino mucho más: es un accesorio que nos permite modificar las propiedades de la luz de la que disponemos, un aspecto que sabemos que es mucho más importante que la simple intensidad de la propia fuente de luz.

Veamos en detalle todas las posibilidades que ofrece el uso de un flash, en este caso un flash de zapata, incluso este discurso puede extenderse a los flashes de estudio.


Para-qué-necesitamos-un-flash

Mejorar la intensidad de la luz 

La primera posibilidad que ofrece el uso de un flash es la más simple, pero también la más impactante en nuestra fotografía: ajustar la cantidad de luz que llega al sujeto.
Controlando la "potencia" de nuestra fuente de luz podemos usar los ajustes de disparo que preferimos como apertura e ISO, así podemos tener mucho más control sobre el resultado final.

Configurar la dirección de la luz que llega al sujeto

La dirección desde la cual llega la luz al sujeto, también tiene una influencia directa y fuerte en las diferentes características de la imagen producida, empezando por lo dimensional: en general, una luz posicionada lateralmente creará el mayor contraste entre luz y sombra y por lo tanto una mayor tridimensionalidad percibida en comparación con una luz posicionada frontalmente.

Pasando a los ejemplos prácticos, en la naturaleza muerta tendemos a utilizar posiciones laterales, precisamente porque a menudo pretendemos destacar las formas de un objeto. A la inversa, en la fotografía de retratos femeninos a menudo vemos fuentes de luz situadas más frontalmente para que las imperfecciones (que podemos ver como una textura) sean menos visibles, reduciendo así el contraste entre las diversas partes de la cara y obteniendo una iluminación bastante uniforme.

Hacer rebotar la luz 

Como el título puede sugerir, el uso de un flash (incluso montado sobre la cámara) nos permite modificar dos propiedades fundamentales de la luz cuando se habla de fotografía: su tamaño (siempre en relación con el sujeto y la distancia de éste) y su dirección. ¿Pero cómo?

El concepto es bastante simple: cualquier superficie que refleje la luz puede ser usada como fuente de luz para nuestro sujeto, sólo tiene que iluminarla.
Lo que es una pequeña fuente de luz (el flash), una vez rebotado en una superficie, asumirá sus propiedades: en primer lugar el tamaño y el color. Haciendo rebotar un flash en una pared blanca, por ejemplo, obtendremos una fuente de luz del tamaño de la propia pared, una especie de caja de luz natural!

Las posibilidades en este caso son innumerables en los ambientes interiores, es decir, donde disponemos de paredes y techos para crear diversos estilos de iluminación, y existen también e incluso en los ambientes exteriores: el uso de un reflector plegable, por ejemplo, o incluso una gran hoja de papel son soluciones eficaces para cuando queremos obtener una luz más suave incluso en el exterior.

Sin embargo, la máxima atención se centra en el color de la superficie en la que rebotamos la luz. De hecho, recuerde que nuestra fuente de luz será la propia superficie, con todas sus propiedades: si tiene un color dominante fuerte, también influirá en el color de la imagen que tomaremos.

El uso de los modificadores de luz

Además de utilizar las características del entorno, también existen soluciones profesionales destinadas a modificar las propiedades de la luz.

Los accesorios que podemos usar son los siguientes:
El flash no tiene que ser la fuente de luz principal en nuestra fotografía. De hecho, existen diferentes técnicas que implican exposiciones obtenidas "mezclando" la luz del flash con la luz ambiental como precisamente la referida al "relleno de las sombras".

En este caso el flash, como fuente de luz secundaria, se utiliza para iluminar las sombras y por lo tanto reducir el contraste de la imagen (piense en los casos de imágenes tomadas con luz del día muy "dura"). Hablamos de " flash de relleno" porque, como luz secundaria, se establece una exposición menor que la luz primaria, en este caso la luz ambiental, para no arriesgarse a eliminar completamente las sombras y por lo tanto el contraste y las formas de la imagen.

Fotografía de alta velocidad 

Descubre el género de la fotografía de alta velocidad
La muy corta duración del destello de un falsh de zapata (comparado con un flash de estudio) también nos permitirá dar nuestros primeros pasos en la llamada "fotografía de alta velocidad", la fotografía en la que se capturan objetos en movimiento. Te recomiendo leer el siguiente post : Splash Fotografía de alta velocidad

Conclusiones 

Cuando decidimos empezar a ampliar nuestro equipo fotográfico, surgen miles de dudas sobre cuáles son los mejores accesorios en cuanto a calidad y precio. Como en cada post de este blog, trato de hablarte desde mi experiencia. Yo he cometido muchísimos errores y he perdido gran cantidad de dinero, eso me ha hecho aprender y a poner mayor atención en lo que compro. Es por eso que quiero hacerte la vida fácil. Te he mostrado una guía resumida sobre cuáles son los mejores flashes para cámaras Sony. 

Te hablo de esta marca porque es la que uso, eso no quita en futuro pueda realizar una guía para los restos de fabricantes de cámaras, pero para eso tendré que consultar con algunos colegas , reunir todo los datos y plasmarlo en el blog. Espero como siempre que este artículo te sea de ayuda, si tienes otras sugerencias puedes escribirlas en los comentarios. Como siempre te invito a venir a formar parte del club f2.8 fotografía. 

No hay comentarios

Publicar un comentario

Los datos de tus comentarios están seguros
Responsable: Dania Beatriz Fotografías
Finalidad: Moderar comentarios
Legitimación: Das tu consentimiento
Destinatario: Plataforma de blogger.
Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos.