La fotografía como terapia - Fotografía terapéutica


Pues sí, fotografiar es saludable. Es una excelente cura contra los problemas de naturaleza psicológica.
Si no me crees te recomiendo leer: 7 Beneficios saludables de practicar la fotografía

Detrás de cada "clic", aparentemente un simple gesto pero que en realidad, crea una conexión entre el fotógrafo y la imagen. Fotografiando algo que nos gusta, que captura nuestra atención y seduce. Porque en ese momento vemos en la imagen una experiencia vivida.

Las imágenes son un instrumento potente de comunicación, no solo un espejo del alma que nos ayuda a expresarnos y liberarnos de esos vínculos que nos atan y que no podemos expresar usando las palabras.

Un motivo más para continuar a fotografiar es sin duda alguna hacerlo con pasión, sobre todo sin tener miedo a las críticas negativas o criticas inexpertas que se limitan a clasificar las fotos como "bellas o feas". Sin antes adentrarse en otros factores importantes como: La sensibilidad del fotógrafo y el mensaje que este quiere dar.

Por otra parte, el significado de una foto depende de quien la observa, porque la percepción individual cambia según las experiencias de vida de cada cual.

Lo importante es sentirse fotógrafo internamente, poco cuenta si es como aficionados o profesionales. Es verdad cambian los objetivos a cumplir, pero en ambos casos se enfrenta un camino durante el cual se realiza un crecimiento personal.

Fotografiar ayuda a hacer fluir los pensamientos y entrenar la mente. Las emociones que experimentamos nos dan energías y nos hace sentir que estamos vivos.

La fototerapia y la fotografía terapéutica   

La fototerapia es un conjunto de ejercicios terapéuticos, puestos a disposición por un psicoterapeuta utilizando la fotografía. Te estarás preguntando ¿Y esto en qué consiste? 

Fácil, consiste en observar las fotos tomadas por el paciente, fotos hechas al paciente por otras personas, autorretratos, fotografías biográficas o álbum familiar y foto proyecciones con el fin de profundizar en los recuerdos, sentimientos, emociones evocadas por dichas fotos.

El terapeuta guía la visita, haciendo preguntas, ayudando al paciente en su camino de descubrimiento personal. Se trata de un viaje exploratorio y comunicativo con los sentimientos y recuerdos del paciente, con el objetivo de enfrentar un trauma o bloqueo. 

La fotografía terapéutica es diferente, consiste en una serie de intervenciones, muchas veces puestas en prácticas, no por un terapeuta y en un contexto no clínico, con el fin de ayudar a la persona a ser más consciente sobre algunos aspectos de la propia personalidad y del propio modo de ser. 

La fotografía es un viaje para descubrirnos a nosotros mismos, no pierdas esta oportunidad, no dejes pasar los días sin haber hecho algo en concreto.

Plantèate un objetivo a cumplir, realiza una foto al día. Todo lo que necesitas es una cámara de fotos y un poco de buena voluntad.

Crea un proyecto 365 una foto al día, puede parecer difícil, pero en realidad obtendrás muchísimas ventajas:
  • Mantendrás entrenado tu ojo fotográfico
  • Desarrollaras una sensibilidad artística
  • Definirás tu propio estilo creativo
  • Mantendrás en forma tu cuerpo y mente
 ¿Conocías estas potencialidades de la fotografía? Me gustaría saber tu punto de vista, déjame saber en los comentarios. 

Recursos para aprender sobre los beneficios de la fotografía terapéutica




Recursos para seguir aprendiendo sobre fotografía 

- Cómo encontrar tu estilo fotográfico 
- Consejos para encontrar la inspiración fotográfica 
- Entrena tu ojo fotográfico 
- 7 Consejos para mejorar tu arte fotográfico

 

No hay comentarios

Publicar un comentario

Los datos de tus comentarios están seguros
Responsable: Dania Beatriz Fotografías
Finalidad: Moderar comentarios
Legitimación: Das tu consentimiento
Destinatario: Plataforma de blogger.
Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos.