Fotografiar con poca luz

Cómo hacer buenas fotos con poca luz.

Con este artículo quiero intentar crear una lista de tareas, consejos, o procedimientos, adecuados para afrontar la difícil situación de hacer fotos con poca luz.

Algunas de las situaciones en las que te puedes encontrar haciendo fotos con poca luz son las siguientes:
  • Durante un cumpleaños con tus amigos 
  • Durante un concierto en vivo 
  • Durante unas vacaciones 
  • Durante un partido de algún deporte que se juega bajo techo
Cómo abordar la situación de forma correcta?
No siempre se pueden hacer milagros, muchas veces te enfrentarás a situaciones en las que los límites técnicos de tu cámara o smartphone no te darán alternativa, pero hasta que no estés seguro de haberlos alcanzado, siempre tendrás la duda de que te has olvidado de algo.

Si quieres hacer fotos en esos contextos tienes que hacerlo:
  • hacer que el sensor sea más sensible a la luz
  • hacer llegar al sensor la mayor cantidad de luz posible
Para ser sinceros, todas las cámaras pueden hacer fotos con poca luz, pero el problema es que sólo aumentan el tiempo de exposición. Si intentas hacer una foto con amigos y la cámara necesita una velocidad de obturación de 2 segundos, ya sabes lo difícil que es mantener a todos quietos.

Así que lo mejor es actuar metódicamente poniendo las manos en los ajustes de la cámara.

Haz que el sensor sea más sensible a la luz

En los ajustes de tu cámara puedes aumentar los valores de un parámetro llamado ISO. Estos valores van desde un número bajo (100 ISO, por ejemplo, pero también podría empezar en 200 o 50, dependiendo de la cámara) y se pueden aumentar. Al aumentar el valor, el sensor se vuelve más sensible a la luz, un poco como una cámara de visión nocturna, aunque este es un ejemplo un poco extremo.

Aumentando el ISO permites que el sensor capte y haga visible la poca luz disponible. Para ello, sin embargo, te recomiendo que leas el manual de instrucciones de tu cámara para saber dónde intervenir.

El efecto secundario de este procedimiento es que cuanto más aumente el valor del parámetro ISO, peor será la foto. De hecho, el aumento del parámetro ISO, que hace que el sensor sea más sensible a la luz, provoca la aparición de un defecto visual llamado RUIDO DIGITAL. Una especie de granulado y pérdida de detalle en la imagen.

Hay cámaras que funcionan mejor que otras. Si tienes una cámara REFLEX seguro que podrás subir el ISO a valores superiores a los límites de una compacta o un smartphone.

La otra forma de explorar es abrir el valor de apertura lo máximo posible para asegurarse de que tu cámara está capturando la mayor cantidad de luz posible.

Si tienes una cámara con controles manuales (debe tener un dial con algunas de estas indicaciones: M, P, Av, A, S, Tv...) tienes que hacerlo así:

Si tienes un objetivo zoom, ponlo en la distancia focal más corta. En otras palabras, el menor aumento.
Elije el modo Av o A (según la marca y el modelo, pueden ser diferentes) que corresponde a la prioridad de apertura. Ajústalo al valor más bajo posible (puede ser 2,8 o 3,5 o incluso diferente... lo importante es que sea el valor más bajo que permita tu cámara).

¿Por qué te hice adoptar este sistema?

Una distancia focal más corta permite al objetivo encuadrar una zona mucho más amplia del paisaje y, en consecuencia, capturar mucha más luz que un encuadre estrecho.
Una distancia focal más corta reduce el aumento y, en consecuencia, también la incidencia del micro desenfoque (si se dispara a mano, por supuesto).

En la distancia focal más corta, en los zooms estándar, puedes utilizar la apertura máxima. En los zooms de kit (como el clásico 18-55), la apertura máxima a una distancia focal de 55 mm no es la misma que la que se puede conseguir ajustando la distancia focal a 18 mm.

Si tienes una cámara compacta, elige el modo nocturno. Si ves que utiliza velocidades de obturación demasiado largas, prueba el modo deportivo. Sin embargo, te recomiendo que consultes el manual de tu cámara para obtener más información y detalles sobre cómo proceder.

Usa el estabilizador de la cámara

También puedes considerar el uso del estabilizador de tu cámara.

La mayoría de las cámaras disponen ahora de esta función, que amortigua las vibraciones del sensor o del objetivo para que puedas hacer fotos a mano incluso con velocidades de obturación lentas.

En realidad, se trata de una falsa ventaja, ya que el estabilizador permite hacer fotos a mano alzada con velocidades de obturación lentas, pero no impide que los sujetos fotografiados se muevan.

Hay un estabilizador que permite hacer fotos incluso con velocidades de obturación de 30 segundos, ¿no lo sabes? Se llama TRIPOD... Me estoy burlando un poco, pero el concepto es el mismo: aunque inventen un estabilizador que permita hacer fotos a mano alzada durante 5 segundos, no permite que los sujetos fotografiados permanezcan quietos. Intenta posar a los niños para una foto durante más de 5 segundos si puedes, por no hablar de un jugador de voleibol que pueda estar a punto de hacer un mate.

Dispara las fotos en formato RAW

 Ya he hablado del RAW en este Blog, pero puedo resumir mi consejo diciendo que el formato RAW permite hacer fotos menos bonitas en apariencia, pero que en la práctica permiten recuperarlas y ajustarlas mejor en la postproducción.

Supongamos que te encuentras en una situación en la que ya estás utilizando el objetivo con la apertura abierta al máximo, ya has ajustado la velocidad de obturación más lenta posible en esa situación, has aumentado la sensibilidad ISO hasta el límite aceptable, pero la imagen sigue siendo demasiado oscura.

¿Y qué hacer? Las alternativas son escasas y la primera opción sería volver a reducir la velocidad de obturación y arriesgarse a que el sujeto salga "borroso".

Puedes esperar un par de buenos tiros, pero también puedes tener mala suerte (créeme... me ha pasado...). En este caso, el mejor consejo y elección que puedes hacer es asegurarte de que has configurado la calidad/tipo de archivo a RAW.

Con este formato no obtendrás una imagen más brillante, sino que seguirá siendo oscura. Sin embargo, este formato permite realizar una operación de recuperación de sombras en postproducción, lo que da como resultado una imagen más clara y correctamente expuesta.


Limitaciones y efectos colaterales de aumentar el ISO

Como siempre, no sólo hay efectos positivos. Si bien el aumento del ISO permite hacer fotos incluso en condiciones de poca luz, hay que tener en cuenta que aumentar demasiado este parámetro tiene efectos secundarios en la calidad de las imágenes que se obtienen.

El efecto secundario es la aparición de RUIDO en la imagen, es decir, un efecto granulado acompañado de artefactos de color (manchas). Este efecto secundario, aunque se puede recuperar en parte con un trabajo de postproducción, provoca una pérdida de detalle en las imágenes y hay que evaluarlo cuidadosamente.

Es una característica de la cámara y no del objetivo que estás utilizando, por lo que debes ser consciente de cómo se comporta tu cámara y saber hasta dónde puedes llegar con el aumento de este valor.

Aprovecha el lente más luminoso que tengas

Cuando hablamos de apertura, nos referimos al diafragma del interior del objetivo. El diafragma es un orificio de tamaño variable en el objetivo que determina, entre otras cosas, la cantidad de luz que puede pasar y llegar al sensor.

Si configura su cámara en prioridad de apertura (Av o A, según el modelo de cámara), puede ajustar la apertura de este diafragma mediante valores que van desde un número bajo (por ejemplo, f/1,8) hasta un número más alto (por ejemplo, f/16).

Obviamente, si tienes que disparar sin flash en condiciones de poca luz, tu tarea es establecer la mayor apertura posible, para que pueda pasar la mayor cantidad de luz a través del objetivo, y esto lo consigues estableciendo el valor más bajo.

Aquí es donde hay que tener cuidado. Estos valores dependen de tu objetivo, por lo que puedes tener objetivos que te permitan establecer un valor muy bajo, por ejemplo f/1,8, y otros que no bajen de f/4.

¿Qué lente debe elegir en estos casos? En general, debes elegir el objetivo que te permita abrir más el diafragma (f/1,8 frente a f/4 en el ejemplo), pero hay que tener en cuenta algunas consideraciones.

Conclusiones

En condiciones de poca luz es muy difícil llevar la foto a casa. Estas son las peores condiciones para un fotógrafo (después de todo, "fotografía" significa "escribir con luz", y si no hay luz es imposible escribir). Sin embargo, las cámaras modernas, con su capacidad de aumentar el ISO a valores muy altos, y el software de postproducción pueden echarte una mano, en algunos casos hasta el límite de lo imaginable. Si te encuentras en estas condiciones, recuerda los pasos básicos:
  • aumentar la ISO;
  • abrir el diafragma al máximo;
  • si hay un poco de ruido, no te preocupes demasiado (postproducción);
  • dispara en RAW (si tu cámara lo permite)
En lugar de una foto borrosa, intenta que esté un poco subexpuesta (y luego arréglalo en la postproducción).

No hay comentarios

Publicar un comentario

Los datos de tus comentarios están seguros
Responsable: Dania Beatriz Fotografías
Finalidad: Moderar comentarios
Legitimación: Das tu consentimiento
Destinatario: Plataforma de blogger.
Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos.