Los mejores móviles para hacer fotografías como todo un profesional

Cuáles son los mejores móviles de gama alta para hacer fotografías como todo un profesional

Durante años las diferentes marcas de teléfonos celulares han querido diferenciarse para poder competir en el mercado de la tecnología. 

Para poder lograrlo, cada año crean nuevos diseños con innovaciones para que el consumidor pueda disfrutar, una de esas novedades es siempre la mejoría de sus cámaras para la fotografía y el vídeo. En esta nota, te cuento cuáles son los 3 mejores móviles para la fotografía.

1. Huawei Mate 40 Pro

MÓVILES-CON-MEJORES-CÁMARAS-DE-2021


Según los expertos se encuentra en primer lugar, porque tiene una configuración en la parte de atrás con sensores de 50MP Ultra Vision, un ultra angular de 20MP y hasta un teleobjetivo de 12MP. Esto permite tener un conjunto de cámaras versátil que te brindará fotos muy buenas y profesionales.

VER EN AMAZON

2. iPHONE 12 pro

QUÉ-MIRAR-AL-COMPRAR-UN-MÓVIL-PARA-HACER-FOTOS?

Este móvil tiene una triple lente trasera de 12MP con cámara LiDAR. La marca Apple siempre se ha enfocado en promocionar el realismo que puede mostrar la cámara de sus móviles. Se encuentra en segunda posición según los expertos, pero en el realismo y estabilización no tiene competencia.

VER EN AMAZON  

3. Samsung Galaxy s21 Ultra 

MÓVILES-CON-MEJOR-CÁMARA


Si bien es cierto, Samsung nunca se ha destacado por su fotografía, con este modelo de móvil ha entrado en la lista de los mejores, según los expertos. Tiene un teleobjetivo que brinda unas fotos muy buenas.

En conclusión, a pesar de la madurez del sector, las compañías siguen innovado y esto es un beneficio para el consumidor. Si te gusta la fotografía y quieres tener alguno de estos móviles, todas las empresas de telefonía ofrecen ofertas de estos móviles contratando un plan postpago. Puedes dar click en este enlace: Planes postpago con ofertas de móviles

Consejos para comprar un teléfono móvil de gama alta

¿Quieres un consejo para elegir tu próximo smartphone? ¿Estás indeciso sobre si comprar un nuevo terminal Android o probar el tan alabado iPhone de Apple? 

¿Quieres saber si merece la pena comprar un teléfono con pantalla LCD o si es mejor optar por una AMOLED? 

En este tutorial, voy a reunir algunas ideas y reflexiones sobre estos temas para que puedas saber qué smartphone comprar y, sobre todo, cómo hacer una elección informada.

El mercado está en constante evolución y entender cómo elegir un smartphone es cada vez más difícil. Sin embargo, te aseguro que, con un poco de atención, podrás orientarte bien antes de hacer tu elección.

Forma, aspecto y diseño

El mercado se mueve en una dirección muy concreta: aumentar la diagonal de la pantalla. De echo, los teléfonos inteligentes se utilizan ahora para ver contenidos multimedia (por lo que también hay que prestar atención al compartimento de audio, si es mono o estéreo y si tiene certificaciones dedicadas) y realizar tareas que requieren pantallas grandes. 

Por esta razón, la era de los smartphones compactos está esencialmente terminada (quizás el último "bastión" fue el iPhone SE 2020, pero algunos piensan que incluso fue el iPhone SE 2016). 

En este contexto, encontrar un dispositivo con una pantalla de menos de 5 pulgadas en el mercado actual puede ser complejo.

Sin embargo, esto no significa que no haya diferencias entre los modelos del mercado. De hecho, hay otros factores a tener en cuenta, como el grosor del dispositivo, el peso y el agarre. 

En el caso del grosor, mantenerlo por debajo de los 9 mm puede ser "sabio", mientras que en lo que respecta al peso, es mejor no superar los 200 gramos. De hecho, esto significa generalmente que no hay problemas en términos de manejo. 

En cualquier caso, no te fijes sólo en el tamaño: ten en cuenta todas las características físicas y estéticas del aparato. 

En cuanto a los materiales de construcción: los smartphones con cuerpo de metal o de metal y cristal son más agradables al tacto y se mantienen mejor; en definitiva, son más "valiosos". Sin embargo, los smartphones de plástico (un buen plástico) pueden ser igual de buenos, son agradables al tacto y son menos propensos a los arañazos o abolladuras. 

Eres tú quien debe elegir el tipo de teléfono móvil que mejor se adapte a tus necesidades, también en función de tu presupuesto.

Los smartphones plegables también son una novedad en el mercado. Estos últimos, al menos en esta fase inicial, suelen considerarse un poco más "frágiles" que los dispositivos clásicos y, de hecho, en algunos casos los fabricantes han tenido que ofrecer a los compradores orientaciones sobre cómo manejarlos. 

No cabe duda de que la tecnología está madurando con el paso del tiempo (desde los primeros modelos se han dado muchos pasos adelante en todos los sentidos, y piensa que incluso hay prototipos con pantallas extensibles), pero de momento no son dispositivos para todo el mundo y tardarán un tiempo en convertirse en un verdadero "mercado de masas".


La pantalla 

Hay al menos cuatro características de la pantalla que hay que tener en cuenta antes de elegir un smartphone: tipo, tamaño, resolución (en píxeles) y densidad de píxeles por pulgada (ppi).

La resolución

 No hay mucho que decir sobre la resolución y la densidad de píxeles: cuanto más grandes son, más píxeles hay y mejor (ya que las imágenes y el texto son más nítidos). 

Sólo hay que señalar la utilidad real de las pantallas QHD o 2K, que tienen una resolución ciertamente superior a las clásicas Full HD (1920 x 1080 píxeles) o Full HD+, pero sus ventajas apenas son perceptibles en la mayoría de los contextos. Sin embargo, algunos dispositivos especialmente económicos siguen ofreciendo pantallas con una resolución inferior a Full HD, por ejemplo, HD+. La elección depende de sus necesidades.

Por otro lado, hay que hacer valoraciones subjetivas en cuanto al tamaño: a partir de cierto umbral, se hace difícil utilizar los smartphones con una sola mano, salvo con modos de software especiales dedicados, pero, como ya se ha dicho, también hay que tener en cuenta otros elementos para juzgar el grado de comodidad o manejabilidad de un teléfono. 

A partir de las 6,5 pulgadas, hablamos de phablets, es decir, de dispositivos híbridos entre smartphone y tablet. De hecho, este término se utilizaba originalmente para referirse a otros tamaños, pero la situación evoluciona constantemente.

Por otra parte, otro aspecto importante es la relación de forma de las pantallas, es decir, la proporción entre el lado largo y el lado corto, que sería "básicamente" 16:9. Sin embargo, muchos modelos utilizan un diseño con biseles reducidos y una pantalla "estirada", por ejemplo, con una relación de forma de 18:9 o 18,5:9. 

Estos dispositivos suelen denominarse "sin bordes" y tienen un frontal muy optimizado, que integra casi exclusivamente la pantalla.



Pantalla LCD

Las pantallas LCD pueden ser TFT o IPS. Las pantallas LCD TFT suelen utilizarse en dispositivos de bajo coste. En general, ofrecen una buena calidad de imagen, pero tienen problemas con los colores, que se desvanecen cuando se cambia el ángulo de visión. 

También consumen mucha batería. Las pantallas LCD IPS consumen menos energía que las TFT y proporcionan colores más vivos incluso cuando se varía el ángulo de visión.

Pantalla AMOLED

Las pantallas AMOLED se encuentran ahora en muchos smartphones y garantizan un bajo consumo de energía debido a que los píxeles no necesitan retroiluminación. Esto significa que el contenido negro reproducido en la pantalla consiste en píxeles "apagados" que no cargan la batería del móvil. 

Garantizan una buena reproducción del color, incluso al variar el ángulo de visión, pero son ligeramente menos visibles a la luz del sol que las mejores pantallas IPS. La última generación de pantallas AMOLED de Samsung, llamada Super AMOLED, ofrece mayor brillo y sufre menos con la luz solar.

El procesador 

El rendimiento de un smartphone viene determinado por el procesador, el componente electrónico que realiza todas las tareas de cálculo. El procesador (CPU) está integrado en un SoC (System on Chip), que también contiene la GPU, el componente que realiza los cálculos gráficos, y otros componentes esenciales para el funcionamiento del smartphone. 

La potencia de los procesadores se mide en GHz (frecuencia de funcionamiento, en la jerga), pero muchos procesadores móviles utilizan ahora soluciones multinúcleo (doble, cuádruple, esa, octa): los núcleos son unidades físicas separadas que permiten paralelizar los cálculos y ofrecen un rendimiento superior en la multitarea. Los principales fabricantes de procesadores son Qualcomm y MediaTek.

La memoria 

El compartimento de memoria de un smartphone es muy interesante, y es una característica que hay que tener muy en cuenta durante la fase de compra. Consta de dos tipos de memoria distintos: la RAM y el almacenamiento. Aquí están los detalles.

La memoria RAM 

La cantidad de RAM de un smartphone determina su capacidad para manejar varias aplicaciones simultáneamente (multitarea). Hoy en día, 2/3 GB de RAM es el "mínimo" para un dispositivo. Sin embargo, para un usuario frecuente de teléfonos inteligentes, es una opción inteligente aspirar a tener al menos 4 GB de RAM o más. 

Sin embargo, para los usuarios más exigentes, el mercado ofrece 6, 8, 12 e incluso 16 GB de RAM. Incluso 4 GB son más que suficientes para el día a día si no tienes un tipo de necesidad determinado. 

En cualquier caso, te recomiendo que te fijes en el tipo de memoria utilizada: LPPDR5 es el último estándar disponible y presenta un mayor ancho de banda y un menor consumo de energía en comparación con el estándar anterior. 

En cualquier caso, es probable que encuentres indicaciones de LPDDR4 y LPDDR4X en el mercado: hay una diferencia, pero si no eres un usuario demasiado exigente puedes "conformarte" fácilmente con este tipo de memoria. Por si acaso, debes saber que hay algunos dispositivos que son capaces de utilizar el "almacenamiento no utilizado" para aumentar virtualmente la memoria RAM. 

Sigue siendo una función poco común y su utilidad es limitada, ya que sólo puede mejorar la experiencia del usuario en unos pocos contextos, pero era justo hacerles saber que esta solución también existe.

La cámara fotográfica 


Hay varios parámetros por los que hay que evaluar el rendimiento de las cámaras (delantera y trasera): el número de megapíxeles (es decir, la resolución de las fotos tomadas); la presencia o ausencia de flash; la apertura (que indica el nivel de nitidez de las tomas en la oscuridad); la tecnología utilizada para la estabilización de la imagen, etc. 

Mi consejo sería que buscaras en Internet ejemplos de fotos hechas con los terminales que te interesan y valoraras cuál es el mejor según tu criterio personal. 

Por lo demás, los tipos de sensores adicionales incorporados en el módulo de la cámara de un smartphone se utilizan generalmente para hacer macrofotografías (fotos de primer plano), tomas de gran angular ("encuadre ampliado") y aprovechar al máximo el modo Retrato (fondo "borroso"). 

Sin embargo, es evidente que también hay soluciones avanzadas, por ejemplo, algunos modelos utilizan incluso un cardán integrado para la estabilización de vídeo. 

Por lo demás, otro aspecto que se puede tener en cuenta es la proyección de las cámaras: para aumentar la calidad fotográfica de los dispositivos, los fabricantes han tenido que buscar la forma de poder acoplar sensores de un determinado tipo. 

En este contexto, no pocos fabricantes han decidido hacer que el módulo de la cámara "sobresalga" del cuerpo del dispositivo. Sin embargo, esto puede hacer que el teléfono inteligente "baile" cuando se coloca en una superficie plana, por lo que es posible que desee buscar esto.

La Batería 

La potencia de una batería se expresa en miliamperios hora (mAh). Esto significa que cuanto mayor sea el número de mAh, mayor será la duración de la batería del teléfono. Sin embargo, esta afirmación no siempre es cierta, ya que el consumo de energía de tu smartphone varía en función de las tareas que realices. 

La navegación por GPS o los juegos, por ejemplo, consumen mucha energía, mientras que la navegación por Internet o el uso de aplicaciones tradicionales son menos agresivos con la batería. La pantalla encendida también es decisiva -a menudo muy decisiva- para el consumo de la batería.

También me gustaría señalar que la mayoría de los smartphones aplican métodos de software para ahorrar batería. Por lo demás, también podría interesarle la cuestión del cobro. 

Algunos dispositivos pueden beneficiarse de una carga más rápida que otros, así como de la carga inalámbrica. 

Resistencia al agua 

Muchos smartphones tienen la certificación IP, seguida de dos números. Pero, ¿qué significa este detalle? La certificación IP es una norma utilizada para medir la resistencia de un dispositivo electrónico a la introducción de polvo (el primer número que sigue a IP) y a la introducción de líquidos (el segundo número). 

Cuanto más alto sea el número, mayor será la resistencia de ese componente específico, pero cuidado: los smartphones no deben utilizarse bajo ningún concepto en agua salada sin fundas protectoras especiales, ya que de lo contrario podrían sufrir daños irreparables. 

En cualquier caso, para una buena protección general, los usuarios suelen buscar la "fatídica" certificación IP68.




No hay comentarios

Publicar un comentario

Los datos de tus comentarios están seguros
Responsable: Dania Beatriz Fotografías
Finalidad: Moderar comentarios
Legitimación: Das tu consentimiento
Destinatario: Plataforma de blogger.
Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos.