La 10 mejores tarjetas de vídeo para fotografía y edición

Aquí te muestro las mejores tarjetas de vídeo 2022 para fotografía y gráficos, diseño, edición de vídeo y edición de vídeo para comprar ahora mismo en Amazon.

La tarjeta gráfica del ordenador, también llamada GPU (Unidad de Procesamiento de Gráficos), cumple principalmente dos funciones: en los juegos de PC, sirve para acelerar los gráficos de los elementos 3D para ofrecer una experiencia de juego fluida y de alta resolución, mientras que para la creación de contenidos multimedia como fotografía, vídeos e ilustraciones, es capaz de acentuar la potencia de cálculo de programas como Adobe Photoshop, Premiere e Illustrator para explotar al máximo el potencial de estos software.

Con una tarjeta gráfica profesional dedicada, que se conectará a la placa base del PC fijo, se tendrán de hecho tiempos de renderizado mucho más cortos, y una mejor respuesta en el uso de los distintos plug-ins y efectos, en beneficio de una mayor velocidad de producción. 

En Photoshop, de hecho, algunos efectos y herramientas sólo pueden utilizarse a través de la tarjeta gráfica y no de la CPU.

Los dos mayores fabricantes de GPU son AMD y Nvidia; ambas casas producen dos tipos de tarjetas, para gráficos y diseño y para juegos.

Entre las más populares, las tarjetas de la línea Nvidia GeForce son las más populares entre los jugadores para los juegos, mientras que para los profesionales tenemos la línea Quadro, las tarjetas de vídeo profesionales AMD Radeon para los juegos, y las Radeon Pro para la fotografía y los gráficos.

Cómo elegir una Buena tarjeta de vídeo

Para saber exactamente qué tarjeta gráfica comprar, estos son los parámetros más importantes que hay que evaluar a la hora de elegir una tarjeta de vídeo para la edición de fotos y vídeo, con el fin de comparar modelos de diferentes rangos de precios y encontrar la más adecuada para su propósito y nivel de uso.

La memoria. 

La primera característica a tener en cuenta es la memoria de la tarjeta gráfica para fotografía, es decir, el valor expresado en GB. Cuanto más alto sea este número, más podrás trabajar a altas resoluciones. Por ejemplo, si tienes un monitor 4K, te recomendamos una tarjeta gráfica con un mínimo de 8 GB de memoria.

Para los diseñadores gráficos y los fotógrafos, si utilizan Photoshop con imágenes de 8 bits por color, bastará con una tarjeta gráfica de gama media, que se utilizará tanto para trabajos gráficos como para juegos. 

Si, por el contrario, se utilizan imágenes de 10 bits, considere la posibilidad de comprar una tarjeta con al menos 8 GB de memoria y opte por un modelo Pro, como la Quadro o la Radeon Pro.

La velocidad. 

Otros parámetros a tener en cuenta son el número de núcleos y la velocidad de reloj. El primero indica la potencia de renderizado de la imagen, el segundo se mide en Ghz y expresa la velocidad a la que la GPU calcula las operaciones.

Conexiones. 

El tipo de salida que la tarjeta de vídeo para la edición de vídeo es capaz de soportar es otro elemento importante. Para los que utilizan juegos de PC en 3D, por ejemplo, es vital elegir una tarjeta con Display Port 1.4 o HDMI 2.0, ya que ambas conexiones ofrecen frecuencias de actualización de 60hz para una experiencia de juego totalmente fluida.

Las mejores tarjetas de vídeo para gráficos, edición y fotografía 2022

Veamos ahora cuáles son las mejores tarjetas de vídeo para comprar, empezando por las tarjetas profesionales de gama alta, hasta las más baratas para un uso menos exigente. 

1.  Nvidia GeForce RTX 3090



La mejor tarjeta de vídeo para la fotografía profesional y la edición de vídeo

La Nvidia GeForce RTX 3090 es una de las mejores tarjetas gráficas para fotografía y edición de vídeo, diseñada para manejar los mejores programas gráficos y de vídeo y ofrecer un rendimiento profesional.

Es una tarjeta gráfica con 24 GB de memoria y estructurada para manejar y soportar las cargas de trabajo más pesadas. El nuevo Ampere SM ofrece el doble de rendimiento, así como una mayor eficiencia energética en comparación con los modelos anteriores y la competencia.

Los procesadores de esta placa, que admiten una resolución de hasta 8K, le permitirán alcanzar un rendimiento inimaginable, así como beneficiarse de los importantes avances tecnológicos en materia de inteligencia artificial.

El sistema de refrigeración windforce utiliza tres ventiladores para mantener la temperatura a un nivel seguro, para no comprometer la salud de la placa y garantizar una mayor longevidad.
Así que si buscas la mejor tarjeta de vídeo profesional sin compromisos, te recomendamos la Nvidia GeForce RTX 3090.

2. Nvidia GeForce RTX 3080


La tarjeta de vídeo para PC con triple ventilador

La Nvidia GeForce RTX 3080 es una potente y avanzada tarjeta de vídeo profesional que soporta el enorme trabajo que la GPU tiene que realizar cuando se trata de vídeos y fotos de altísima resolución.

Es una tarjeta de 10 GB, con una velocidad de 19 Gbps y una interfaz de 320 bits. El ancho de banda disponible es de 760 Gbps. Estas características permiten trabajar a gran velocidad y aprovechar al máximo los recursos a la hora de editar fotos y vídeos y/o renderizar.

El funcionamiento se ha mejorado y potenciado gracias a los nuevos procesadores Ampere SM, que duplican la capacidad y hacen que todos los procesos sean más eficientes desde el punto de vista energético. Además, se puede apreciar la mejora de la densidad estructural y de los algoritmos de inteligencia artificial gracias al Tensor Core de tercera generación. Se admite una resolución de hasta 8K.

Es compatible con las interfaces de hardware DisplayPort 1.4 (x3) y HDMI 2.1, y el sistema de refrigeración de 3 ventiladores garantiza que la tarjeta nunca supere determinadas temperaturas, lo que evita problemas y fallos de funcionamiento.

Así que si buscas una tarjeta de video profesional que te permita procesar grandes cantidades de datos y manejar las máximas resoluciones de foto y video, definitivamente debes conocer la Nvidia GeForce RTX 3080.

3.  Nvidia Quadro RTX 5000

La tarjeta de vídeo con 16 GB de memoria

La Nvidia Quadro RTX 5000 es una de las mejores tarjetas de vídeo del mercado diseñada para las necesidades de los profesionales de los gráficos y el vídeo.

Este modelo ofrece 16 GB de memoria GDDR6 y está equipado con un procesador Core CUDA 3072. Estas características le permitirán manejar más que adecuadamente aquellas aplicaciones que requieren una GPU potente y de alto rendimiento. Así podrá trabajar con fluidez, aprovechar al máximo la resolución permitida y obtener los mejores resultados.

La interfaz del sistema es PCI-Express 3.0 x 16. Al comprarlo, también se incluye un adaptador DVI y un adaptador HDMI. De este modo, no tendrás ningún problema de conectividad y podrás empezar a aprovechar inmediatamente tu nuevo hardware.

Deep Learning, Ray Tracing y Advanced Shading, con este modelo de tarjeta de vídeo tienes acceso a la tecnología gráfica más avanzada. Además, la tecnología VirtualLink le permitirá conectar hMD de RV de muy alta definición y visualizar su trabajo en espectaculares entornos virtuales.

Para todos aquellos que busquen una tarjeta de vídeo potente y avanzada y quieran ir a lo seguro, recomendamos la compra de esta Nvidia Quadro RTX 5000.

4. Nvidia Gigabyte GeForce RTX 3060


La tarjeta de vídeo con Core RT de segunda generación

Si tienes un presupuesto de hasta 2000 euros y buscas la mejor tarjeta de vídeo de esta gama, la Nvidia Gigabyte GeForce RTX 3060 es una opción recomendable. Se trata de una tarjeta gráfica excepcional cuya relación calidad-precio atrae a profesionales y semiprofesionales por igual.

Con 12 GB de memoria con núcleos de 1837 Mhz, esta tarjeta se beneficia del nuevo Ampere SM, que es la GPU más rápida del mercado. La segunda generación de Core RT acelera el rendimiento y maneja el sombreado simultáneo, llevando el trazado de rayos a un nivel de rendimiento totalmente nuevo.

El Core Tensor de tercera generación mejora el rendimiento de los algoritmos de IA más avanzados, como el DLSS, aumentando significativamente la calidad del rendimiento que puede alcanzar esta tarjeta gráfica profesional y, por tanto, las aplicaciones que utiliza el usuario.

Gracias al sistema de refrigeración WINDFORCE 3X de 3 ventiladores, la longevidad y la protección del hardware están aseguradas, ya que la temperatura se mantiene siempre a un nivel óptimo y seguro.

Para los que quieran hacer una compra de calidad incuestionable y tengan un presupuesto de hasta 2000 euros, la Nvidia Gigabyte GeForce RTX 3060 es la tarjeta a tener en cuenta. 

5. AMD Radeon RX 5700 XT



La tarjeta gráfica más versátil para la edición de vídeo y los juegos

La AMD Radeon RX 5700 XT es una excelente tarjeta gráfica para juegos que también es adecuada para la edición de vídeo y los gráficos. Es la solución ideal para quienes buscan una tarjeta gráfica versátil que pueda utilizarse no sólo para el trabajo, sino también para el ocio. 

La AMD Radeon RX 5700 XT puede manejar más que suficientemente las aplicaciones más importantes de edición de fotos y vídeo sin problemas y con rapidez.

Viene con 8 GB de memoria, interfaz PCI Express 4.0 y la velocidad de la GPU es de 1905 Mhz. Uno de los aspectos más llamativos son los puertos DisplayPort 1.4a y HDMI con soporte 4K.

La visualización en tiempo real, la realidad virtual y el renderizado de fotografías de gran realismo son algunos de los aspectos más apreciados de este excelente modelo de tarjeta gráfica. Gracias a las 40 unidades de cálculo, incluso los procesos más onerosos se gestionan con fluidez y sin ralentización.

La tecnología de la API Vulkan, compatible con la arquitectura GCN, garantiza un excelente rendimiento de renderizado y una mayor calidad de imagen, también gracias a la compatibilidad con el color HDR de 10 bits, lo que se traduce en una calidad de renderizado y una precisión de los detalles absolutamente excepcionales.

Por lo tanto, si buscas una de las mejores tarjetas de gama media, versátil y vanguardista, te recomendamos encarecidamente la AMD Radeon RX 5700 XT. Con sus características, lleva años satisfaciendo a semiprofesionales y jugadores de todo el mundo.

6. ASUS GeForce RTX 3070 Ti


La mejor tarjeta de vídeo en relación calidad-precio

En cuanto a la relación calidad-precio, la ASUS GeForce RTX 3070 Ti es una de las mejores tarjetas de vídeo del mercado. Versátil, repleto de funciones, trucos y tecnología de vanguardia, resulta ser uno de esos productos que, en última instancia, gusta a casi todo el mundo.

A pesar de la etiqueta "gaming", la ASUS GeForce RTX 3070 Ti es lo suficientemente potente como para manejar no solo el renderizado de escenas 3D complejas, sino también la edición de vídeos 8K, lo que la convierte en una herramienta adecuada para streamers y creadores de contenidos.

Esta tarjeta funciona con 8 GB de memoria GDDR6X, multiprocesador NVIDIA Ampere Streaming para mejorar la eficiencia energética, interfaz PCI Express de cuarta generación, velocidad de 19 Gbps, interfaz de memoria de 256 bits y conectividad DisplayPort v1.4a, HDMI 2.1 y HDCP 2.3.

Gracias al ventilador Axial-Tech, el avanzado sistema de disipación le permite sostener altas cargas de trabajo sin dañar el hardware, manteniéndolo a la temperatura correcta y segura en todo momento.

La interfaz ASUS GPU Tweak II es muy práctica, ya que permite gestionar todos los aspectos de la tarjeta de vídeo con un simple clic del ratón. Para los aficionados a la iluminación, se pueden programar llamativos efectos luminosos para añadir estilo a su flujo de trabajo y coordinar la tarjeta de vídeo con el resto de su estación de trabajo.

Por tanto, la ASUS GeForce RTX 3070 Ti se consolida como la mejor tarjeta de vídeo para el renderizado 3D y la edición de vídeo por su relación calidad-precio, permitiendo ejecutar con éxito una amplia gama de aplicaciones y manteniendo una inversión más que asequible.

7. Nvidia Quadro RTX 4000


La tarjeta de vídeo con 6 Giga Ray/seg.

Para los que buscan una tarjeta de vídeo de buena calidad para la edición de fotos a un precio razonable, recomendamos la Nvidia Quadro RTX 4000. Buena potencia, fiabilidad y versatilidad son las principales características de este modelo, que es apreciado por los semiprofesionales que quieren mejorar el resultado de sus trabajos gráficos.

Es una tarjeta con 8 GB de memoria GDDR6, 6 Giga Ray/sec Ray Casting, 288 Tensor cores y 36 RT Cores. Características de funcionamiento que lo hacen apto para la mayoría de las aplicaciones de retoque fotográfico y renderización de vídeo de cierto tipo.

El bus gráfico es del tipo PCI Express 3.0 x 16, mientras que el conector de pantalla es del tipo puerto de pantalla. Con un factor de forma de 4,4" x 9,5", se presta a la instalación en varios modelos de PC de forma sencilla. También es un modelo VR Ready.

Para quienes tengan un presupuesto de unos 1.000 euros y quieran rentabilizar al máximo su inversión, difícilmente encontrarán una solución mejor que la Nvidia Quadro RTX 4000. Una combinación calidad-precio a tener especialmente en cuenta. 

8. GeForce GTX 1660


La tarjeta económica con 3 entradas DisplayPort


La GeForce GTX 1660 es una tarjeta de vídeo de nivel básico que atrae por su bajo precio y su rendimiento más que satisfactorio. Si quieres mejorar el rendimiento de la GPU de tu PC pero no tienes requisitos especialmente profesionales o específicos, este modelo te resultará más que satisfactorio. 

Se trata de una tarjeta de vídeo GDDR6 de 6 GB con interfaz de memoria de 192 bits. Por lo tanto, con estas características podrá manejar adecuadamente un buen número de aplicaciones de edición de fotos y renderización/montaje de vídeo hasta una determinada solución y carga de trabajo.

Gracias al sistema de refrigeración Windforce con tres ventiladores, el hardware nunca alcanza temperaturas que puedan perjudicar su funcionamiento, lo que garantiza su longevidad y mantiene su rendimiento al máximo.

Una característica interesante es la función RGB Fusion 2.0, que permite la sincronización con otros dispositivos AORUS. La placa trasera protectora protege la placa de los golpes y de cualquier otro tipo de daño. Hay 3x DisplayPort/HDMI disponibles, por lo que será muy conveniente tener un flujo de trabajo con una estación de trabajo de vídeo avanzada.

Si quieres actualizar tu GPU y quieres mantener los costes bajos, te recomendamos la GeForce GTX 1660. La combinación de bajo precio y buenas prestaciones le dejará gratamente satisfecho.

9. PNY Quadro P2200



La mejor tarjeta de vídeo de menos de 500 euros

La PNY Quadro P2200 es una buena tarjeta de vídeo de nivel básico por debajo de los 500 euros, compacta, versátil e ideal para aplicaciones de fotografía y gestión de vídeo.

Esta tarjeta con 5 GB de memoria GDDRX y núcleo CUDA 1280 permite mejorar significativamente el rendimiento de la GPU, así como mejorar el flujo de trabajo y el resultado de tu trabajo de vídeo y fotografía.

La interfaz del sistema es PCI-Express 3.0 x16. Se incluye un adaptador DVI con la compra. Entonces será fácil conectarlo al tipo de soporte deseado y empezar a ver inmediatamente los frutos de la actualización del hardware.

El diseño es, sin duda, algo que llama la atención, lo que, combinado con la atención a la calidad de construcción que GeForce siempre ha ofrecido, constituye una combinación excelente. Con esta tarjeta, GeForce pretende permitir el uso de aplicaciones de fotografía y vídeo a un nivel semiprofesional, gastando muy poco.

Para todos aquellos que tengan un presupuesto fijo de 500 euros y quieran mejorar su calidad de vídeo, recomendamos la PNY Quadro P2200. 

10. Gigabyte GeForce GTX 1650


La mejor tarjeta de vídeo económica

La Gigabyte GeForce GTX 1650 es la mejor tarjeta de vídeo económica para fotógrafos y creativos. Pequeña, compacta y fácil de instalar, es la compra más sensata para quienes buscan mejorar la calidad gráfica de su ordenador y quieren ahorrar el máximo dinero posible.

Es una tarjeta con 4 GB de memoria GDDR6 de 128 bits. Por tanto, estos aspectos lo hacen apto para un buen número de aplicaciones y operaciones, desde la edición de fotos hasta el renderizado de vídeo, consiguiendo mantener un flujo de trabajo bastante fluido.

El ventilador de 90 mm de una sola hoja garantiza que, incluso durante las cargas de trabajo más intensas y prolongadas, la temperatura del hardware se mantenga bajo control, evitando problemas y prolongando la longevidad del producto.

Sus dimensiones son de sólo 172 mm, lo que lo hace adecuado para muchos tipos de ordenadores, incluso para aquellos en los que el espacio es reducido. El precio es muy asequible, pero enseguida notarás cómo mejoran el rendimiento y las posibilidades de trabajo.

La Gigabyte GeForce GTX 1650 es, por tanto, la tarjeta de vídeo de nivel básico elegida por quienes desean mejorar el rendimiento de su GPU pero quieren minimizar su inversión. Estamos seguros de que quedará satisfecho. 

No hay comentarios

Publicar un comentario

Los datos de tus comentarios están seguros
Responsable: Dania Beatriz Fotografías
Finalidad: Moderar comentarios
Legitimación: Das tu consentimiento
Destinatario: Plataforma de blogger.
Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos.