Protege tu Cámara, Lentes y Accesorios Fotográficos del frío

Consejos-parP-roteger-tuE-quipo-Fotográfico-cuando-Hace-Frío

Cómo proteger la cámara fotográfica y otros accesorios del frío 

El invierno es uno de los momentos mejores para capturar esplendidas fotografías. Si, desde los paisajes nevados a los deportes de invierno o los hermosos espejos de agua congelados. 

Pero por desgracia, las cámaras fotográficas no son muy amigas del invierno y de los agentes atmosféricos en general.

Las cámaras son proyectadas para funcionar en temperaturas moderadas, aunque la uses en situaciones extremas y ella sigue funcionando, serán particularmente susceptibles a los daños  causados por el frío. 

Lógicamente existen algunos simples pasos que puedes hacer para proteger tu cámara fotográfica digital del frío. Dichos pasos podrán ayudarte a mantener en función por el mayor tiempo posible tu instrumento de trabajo y reducir la posibilidad de causar daños  permanentes al equipo.

Qué-le-puede-pasar-a-mi-equipo-en-días-muy-fríos

Ten a disposición baterías extras

De todos los componentes de tu cámara, la batería es la que màs sera influenciada por las variaciones de temperaturas. Ya a una temperatura de 10 ° C pueden causar una caída de la duración de la batería, lo que significa que en climas muy fríos podrás encontrarte en poco tiempo sin energía para hacer fotos.

Procura tener por lo menos una batería de reserva y tenerla en un lugar cálido, tal vez en el bolsillo interior de tu chaqueta o en el bolsillo interior de tus pantalones donde el calor del cuerpo puede ayudar a mantener la temperatura de la misma.

Para contribuir a prolongar la duración de la batería, desactiva todas las funciones de la cámara que no necesites, esto incluye la pantalla LCD, el flash, el estabilizador de imagen, el wifi etc... 

No apagues la cámara entre una toma y otra. La cantidad de energía consumida por la modalidad stand by es inferior a la que se consume cuando apagas y enciendes la cámara. 

Cuando sustituyas la batería, colócala en un lugar cálido, como los bolsillos internos de tu ropa. Después de un poco de tiempo, esa batería te podrá dar aun un poco de energía (prueba a usarla de nuevo)

Protege tu cámara de la condensación

Aunque las baterías descargadas son un fastidio, no causaran daños permanentes a tu cámara. Lo mismo no se puede decir de la condensa, o lo que es igual de la humedad al interior de la cámara que puede arruinar los componentes eléctricos y dejar signos en la parte interior del lente.

La condensación se crea cuando se pasa de un ambiente frío a uno caliente y viceversa. Cuando de hacen fotos al aire abierta en invierno, la condensa se crea sobre todo cuando sales de casa o cuando entras.

Lo primero que debes hacer es garantizar que las eventuales variaciones de temperatura ocurran de forma gradual. Una buena forma para hacerlo es dejar la cámara fotográfica en un ambiente intermedio, como un pórtico, el garaje o en el auto.

Trata de tenerla ahí por lo menos 1 hora, este paso gradual, evitara que se cree la condensación en las lentes y en el interior del cuerpo de la cámara. Haciendo esto, remueve también la batería y colócala en tu bolsillo.

Cómo-proteger-tu-cámara-en-invierno


Independientemente de que hagas esto que te dije màs arriba, puede que igual se cree la condensación en la cámara. Por fortuna existe un truco para eliminar el riego de que esto suceda: coloca la cámara en una bolsa de plástico con cerradura hermética, y agrega en tu interior unas bolsas de gel silica. Esas bolsitas que traen las cajas de zapatos y de carteras nuevas.

protege-la-camara-del-frio


La silica absorberá la eventual condensación que se forma en el interior de la bolsa de plástico, manteniendo la cámara seca. Lógicamente, al momento de tomar las fotos debes sacar la cámara de la bolsa de plástico.

En el periodo frío, el plástico y el vidrio son màs frágiles lo que significa que se rompen con facilidad. Visto que las cámaras son construidas con este tipo de materiales es conveniente poner particular atención.

Una mochila fotográfica bien robusta protegerá tu equipo fotográfico en caso de caídas, ademas que lo mantiene seguro y seco. Una bolsa isotérmica te ayudara a tener el equipo en un ambiente caliente.

Cuando saques la cámara de la bolsa, asegúrate de colocarla en tu cuello, el frío reduce la sensibilidad de las manos y te podría resbalar.

Algunos fotógrafos aconsejan tener la cámara siempre enganchada en el cuello y cubrirla cuando no la usas.


El agua es la enemiga de cada componente electrónico

Cuando te digo agua me refiero a varios factores:
  • La niebla
  • la humedad
  • el hielo
  • la nieve
Todos estos elementos, de una forma u otra, pueden asumir la forma liquida del agua y dañar los componentes electrónicos de la cámara.

Fundas de protección para la cámara 

Si el filtro y el parasol protegen principalmente los lentes, las fundas de protección son proyectadas para proteger el cuerpo de la cámara. En el mercado encontraras varios tipos, pero la idea en la cual se basa es siempre la misma, crear una protección entre el mundo externo y la cámara fotográfica.

En la gran mayoría de los casos una funda de plástico es suficiente. Pero quiero que sepas que existen soluciones alternativas para cada cuerpo de cámara.  Estas fundas protegen de rayones, golpes, polvo y del frió.

Accesorios recomendados para proteger tu equipo fotográfico




Espero que estos consejos te sean de ayuda y sobre todo a tener conciencia sobre la protección del material fotográfico que al final es nuestra herramienta de trabajo y forma se sustento económico. Un fuerte abrazo y recuerda pasar por el club f2.8 fotografía

No hay comentarios

Publicar un comentario

Los datos de tus comentarios están seguros
Responsable: Dania Beatriz Fotografías
Finalidad: Moderar comentarios
Legitimación: Das tu consentimiento
Destinatario: Plataforma de blogger.
Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos.